Tener complejos por el tamaño de las mamas podemos decir que es una particularidad que compartimos muchas mujeres a lo largo de nuestra vida. Algunas querríamos un pecho más grande, otras algo más pequeño y puede ser que incluso algunas quisiéramos cambiar la forma completa de nuestros senos.

Esta preocupación se suele dar principalmente en edades más tempranas, cuando pasamos por la pubertad o la adolescencia, momentos en nuestra vida en los que miramos más detenidamente nuestros senos y nos preguntamos: ¿Me crecerán algo más? ¿Este es todo el desarrollo que tendrán? o también ¿Hasta que edad me pueden crecer?

Esta última pregunta es la que hoy queremos responder, pues muchas mujeres quieren saber hasta cuándo pueden esperar para el desarrollo total de la mamas y ayudarse de la cirugía para un cambio seguro y duradero de las mismas.

El periodo de desarrollo mamario ¿Cómo crecen los pechos?

Antes de nada es importante conocer cómo se da el desarrollo del pecho para un mayor entendimiento de esta parte tan esencial de nosotras mismas.

Cuando empezamos lo que conocemos como periodo de ovulación o, dicho de otro modo, cuando llega la primera regla, es el momento en que también comienza el periodo de maduración de los pechos. Este periodo puede variar mucho según la mujer, pero lo más habitual es que las mamas comiencen su desarrollo entre los 8 y 13 años en las niñas.

  • Al principio, coincidiendo con el periodo preadolescente, la punta del pezón comienza a elevarse (Solo elevarse, sin crecimiento mamario).
  • Más adelante, la areola mamaria comienza a hacerse más grande y los pezones comienzan a elevarse junto con la mama (lentamente).
  • El tejido glandular comienza a formarse en los pechos dando lugar a un crecimiento y forma más claras.
  • Posteriormente, la areola y pezón comienzan a ser preponderantes o abultados.
  • El proceso termina con la maduración de la mama. Los pechos adquieren una forma más redondeada y un crecimiento mayor.

Como puedes apreciar, se trata de un proceso lento, pero consistente hasta la maduración total de los senos.

¿Cuándo dejan de crecer los pechos?

La edad aproximada en que se termina el principal desarrollo mamario es entre los 18 y 20 años, periodo en el que también terminaría la etapa de la pubertad.

No obstante, hay algo que debemos aclarar y que muchas mujeres no saben y pasan por alto, y es que el pecho sigue evolucionando y cambiando a lo largo de toda la vida.

Cuando nos referimos al final de la fase de maduración del pecho, no nos referimos a que este deje de evolucionar, ya que puede estar sujeto a modificaciones por muchos aspectos en la vida de la mujer: embarazos, cambios hormonales o simplemente el paso del tiempo. Sin embargo, estos cambios son mucho más reducidos y nada semejantes a los que se viven en la etapa de la adolescencia. Por lo que se dice comúnmente que un pecho ha completado su desarrollo en la edad antes mencionada.

Determinantes que pueden afectar al crecimiento del pecho

El crecimiento del pecho, por regla general, se desarrolla con normalidad en las mayoría de mujeres, sin embargo, existen algunos factores determinantes que pueden frenar este avance o afectar negativamente a su evolución:

Falta de tejido graso: una mujer con una complexión muy menuda puede tener mayores dificultades para un crecimiento mamario abultado debido a la falta de tejido graso para su desarrollo (gran parte de la construcción de la mama se compone de grasa).

Herencia genética: el aspecto que más influye en el desarrollo no solo mamario, sino corporal y que nada podemos hacer para que cambie son los genes que heredamos de nuestro árbol genealógico.

Niveles de estrógeno: esta hormona femenina es la encargada de construir nuestras curvas y dar la forma a nuestro cuerpo. Si tuviéramos un nivel de estrógenos menor al que debiéramos por alguna enfermedad o motivo médico, podríamos asistir a un desarrollo más lento de las mamas.

Desequilibrios hormonales: unido a lo anteriormente mencionado, un cambio en el nivel de estrógenos o en otras hormonas como la progesterona puede causar un crecimiento más lento o pausado del cuerpo femenino y los senos.

¿Cómo saber cuándo te han dejado de crecer los pechos?

Para esta pregunta no existe una respuesta exacta que te podamos dar, pero sí algunas orientaciones.

Como antes hemos descrito, la genética ocupa una parte importante o esencial en el desarrollo de la mama, por lo que si ves que el tamaño mamario de tus familiares femeninos (madre, tía…) es grande o mayor que el que tu tienes actualmente, es muy posible que puedas experimentar aún un mayor crecimiento. De la misma manera, si ves lo contrario pues ya puedes ir atisbando que probablemente ya no crezca más la mama.

Otra indicación u orientación tiene que ver con tu propio proceso de desarrollo. Previamente hemos descrito que el pecho generalmente crece hasta los 18-20 años, pero esto es solo una estimación. Si tu comenzaste a desarrollarte más tarde de lo habitual, también el desarrollo mamario puede ser más tardío y experimentar un crecimiento mamario todavía en edades mayores que las anteriormente mencionadas.

Ambas son pequeñas guías para poder predecir nuestro propio crecimiento corporal, pero debemos tener en cuenta que no se tratan de conceptos de ciencia exacta, pues cada cuerpo puede evolucionar de muchas maneras diferentes por factores internos o incluso externos.

¿Cuánto debo esperar para saber si es el momento indicado o no para operarme?

Lo más recomendable siempre es operarse cuando ha terminado el desarrollo principal del pecho en su etapa de maduración. Antes hemos mencionado los 18-20 años para este periodo temporal, por lo que también será el recomendable para la operación.

En nuestra clínica siempre aconsejamos operar como mínimo en la mayoría de edad, salvo casos excepcionales. Tenemos pacientes por ejemplo con malformaciones mamarias, como las mamas tuberosas, que sí pueden tener indicada una reconstrucción precoz, pero como hemos dicho son casos excepcionales y en la gran mayoría de situaciones siempre es mejor esperar un poco más y tener la madurez física y mental necesaria.

Esperamos haberte ayudado a entender un poco mejor esa parte tan importante de tu cuerpo como son las mamas. Si piensas que puede ser el momento de dar el paso y decidirte por un aumento de pecho, podemos ayudarte a conseguir el resultado deseado y natural que estás buscando. Contamos con un equipo especializado en cirugía mamaria y con muchos años de experiencia en los diferentes tratamientos médicos y estéticos. ¿Nos ponemos en contacto?