Aunque parezca redundante son muchas las mujeres que tras someterse a una cirugía de aumento de senos deciden realizar un cambio de prótesis mamarias. Los motivos son diversos y muy diferentes entre sí, y aunque sea difícil tomar la decisión de pasar de nuevo por una intervención de este tipo; como dicen nuestras pacientes, peor es conformarse y levantarse cada día con un pecho que no te satisface y te acompleja. ¿Es este tu caso? Si te encuentras en esta situación, debes saber que no estás sola. No eres la única que ha pasado por esto, son muchas las mujeres las que por diversos motivos desean cambiar sus implantes. ¿Quieres saber qué razones les han llevado a ello? ¡Te lo contamos!

Motivos por los que realizar un cambio de prótesis mamarias

  • Mal resultado estético:

    Muchas mujeres deciden someterse a una segunda cirugía mamaria debido a que su operación de aumento o de reducción no fue tan satisfactoria como ellas esperaban. Sus pechos no están estéticamente como el cirujano les había prometido, algunas incluso presentan ciertas deformidades en las mamas. Estos malos resultados post quirúrgicos provocan una gran decepción en las pacientes, ya que ven que la operación en la que habían puesto todas sus ilusiones e invertido tanto dinero, no ha dado el resultado que ellas esperaban.
    Para evitar este tipo de situaciones es importante confiar únicamente en cirujanos plásticos titulados y especializados en cirugía mamaria.

  • Cambio de volumen:

    Conseguir un mayor o menor volumen es otro de los motivos más frecuentes de cambio de prótesis. Muchas mujeres tras haberse sometido a una cirugía de aumento, normalmente hace bastantes años, se arrepienten del volumen elegido en su momento y sienten que este no se adecúa a su cuerpo o al ideal estético que tienen en la actualidad. En la mayoría de los casos, el cambio suele ser a menor volumen, ya que las mujeres al cumplir una edad quieren tener un pecho más discreto y natural. En otros casos se busca aumentar el volumen del implante si la piel ha cedido con el tiempo y/o los embarazos.

  • Envejecimiento de las prótesis:

    Antiguamente cuando te sometías a una cirugía de senos asumías que los implantes habría que cambiarlos pasados 10 años por el riesgo a una rotura de los mismos. Actualmente, la situación ha cambiado y contamos con implantes definitivos. ¿Significa esto que son para toda la vida? No, que se llamen definitivos no significa que no tengan que ser repuestos bajo ninguna circunstancia, sino que salvo alguna complicación no requieren ser remplazados una vez cumplidos 10 años.

    Aunque las prótesis actuales estén diseñadas para durar toda la vida, lo cierto es que el tiempo de duración de estas es indeterminado y depende de cada paciente. Las prótesis se deterioran y envejecen con los años, pudiendo llegar a romperse o presentar fugas de silicona a través de la cubierta.

    Por este motivo recomendamos realizar una prueba de imagen anual que confirme que las prótesis están en buenas condiciones y recambiarlas si no es así.

    Prótesis

 

  • Contractura capsular:

    Cuando insertamos un implante en nuestro organismo, el propio cuerpo genera un cápsula que engloba la prótesis, creando una cicatriz alrededor de esta. Esto no es ni más ni menos que una reacción de defensa natural de nuestro cuerpo frente al implante (cuerpo extraño). En ocasiones esta cápsula presenta características anormales y ciertas irregularidades que provocan una fuerte presión y dolor en el paciente, además modifica la colocación del implante, provocando un resultado poco estético. En estos casos es necesario someterse de nuevo a una cirugía para proceder a la retirada del implante.

  • Rotura protésica o prótesis defectuosas:

    Si las prótesis tienen algún defecto de fabricación, etc. pueden llegar a romperse, afectando negativamente a la salud del paciente.
    Este es el caso de las famosas prótesis PIP, Los implantes mamarios de silicona fabricados por la empresa Poly Implant Prothèse, que generaron un gran escándalo en Francia al descubrirse que tenían un índice de rotura muchísimo más elevado que el resto de prótesis.
    Para todos los pacientes que lleven prótesis PIP, se aconseja que retiren sus implantes cuanto antes, se haya producido o no rotura.

Como has podido comprobar son diversos los motivos que puedan llevar a realizar un cambio de prótesis mamarias. Si estás pensando en modificar tus implantes y tienes alguna duda ¡Contáctanos! Te daremos las indicaciones más adecuadas para tu caso.