¿Sabías que la palabra “piercing” proviene del verbo inglés “to pierce” que significa perforar?. Y es que si bien esta práctica se ha convertido en algo muy común y muy extendido en la actualidad, no deja de ser eso, perforar una zona concreta del cuerpo para colocar pendientes u otros elementos decorativos.

Mientras llevamos el piercing no veremos ninguna abertura en nuestro cuerpo o marca en nuestra piel, pero no sucede lo mismo cuando nos quitamos dicho objeto.

Cuando decimos adiós a este elemento que tanto nos gustaba el agujero que hemos realizado por su inserción queda a simple vista y no cierra de forma inmediata. Si además esta incisión se ha realizado en la zona del pezón, puede ser más perceptible a nivel visual por el tamaño de esa apertura. Razón por la que muchas pacientes que se pusieron dichos objetos se pregunten “¿Existe alguna forma de cerrar el agujero de un piercing en el pezón?”. Una cuestión o duda que intentaremos responder en el artículo de hoy. ¡Sigue leyendo!

¿Es posible cerrar el agujero de un piercing en el pezón?

Respondemos rápida y claramente con un SÍ, es posible cerrar el agujero de un piercing en el pezón.

Siendo una reparación corporal además no solo exclusiva de la zona de la mama, sino aplicable en las diferentes zonas del cuerpo en las que se implanta este elemento decorativo: nariz, orejas, cejas…

La razones para querer eliminar esa apertura pueden ser diversas. Puede que el agujero se haya visto afectado por el peso del pendiente o colgante, puede que se haya ensanchado con el tiempo o puede incluso que simplemente queramos quitarnos el piercing por razones personales. Independientemente de ello, como decimos, sí podrás cerrar el agujero del pezón u otras partes corporales.

¿La forma de conseguirlo? Gracias a la cirugía. Pero que no te asuste o te de miedo este término, se trata de una intervención muy sencilla, de rápida aplicación y recuperación, con muy buenos resultados estéticos.

Técnica quirúrgica para cerrar el agujero de piercing en el pezón

La técnica que empleamos para eliminar esta molesta apertura resultante del piercing es muy confiable y no supone prácticamente riesgos a nivel estético.

La operación consiste en hacer una pequeña incisión para extirpar el canal de piel que recubre el orificio por el interior y suturar para restablecer la continuidad de los tejidos. De esta manera cerramos ese túnel que se había formado y permitimos la cicatrización. 

No quedarán prácticamente marcas visibles tras la intervención, ya que el punto de sutura que empleamos es el que usamos en la cirugía infantil, y además, cabe destacar, que se trata de una operación quirúrgica de naturaleza ambulatoria, indolora para el paciente y que solamente suele durar alrededor de 30 minutos. Por lo que resulta cómoda y de rápida recuperación.

Por último, es importante aclarar que según el caso y el tipo de marca a eliminar pueden haber ciertos cambios en el proceso o procedimiento, pero siempre con resultados muy positivos.

Resultados tras aplicar la cirugía quirúrgica de piercing en el pezón

Los resultados esperables son prácticamente inmediatos y muy satisfactorios. Si bien es posible que tengamos cierta inflamación en la zona tras la operación, posteriormente conseguiremos ver por nosotros mismos lo bien que ha ido todo tras la cirugía.

¿Las cicatrices resultantes? Prácticamente imperceptibles gracias a la metodología empleada y se realizará un seguimiento días posteriores a la intervención para evitar infecciones y revisar la correcta cicatrización de los tejidos.

Los puntos de sutura se retirarán a los 10 o 15 días y, tras ello, solo hará falta disfrutar del resultado deseado.

Quiero quitar el agujero de piercing en el pezón

¿Te gustaría poner fin al agujero resultante de tu piercing en el pezón? En nuestra clínica de Cirugía Plástica Castro Veiga podemos ayudarte. 

Nuestro equipo médico está especializado en tratamientos quirúrgicos o de medicina estética para la reconstrucción y mejora visual del cuerpo. ¿Nos ponemos en contacto?