Cada vez son más las mujeres que desean retomar sus proyectos estéticos pendientes. Pero que, lógicamente, sienten preocupación ante la pandemia del COVID-19.

Para dar respuesta a las necesidades que plantean los nuevos escenarios, la Dra. Castro Veiga decidió abrir su consulta médica online. Aunque realmente se trata de una modalidad que ya estaba en funcionamiento, por ejemplo, para pacientes que no residen en la Comunidad de Madrid. O para personas que tengan dificultades para desplazarse a la consulta física por cualquier circunstancia vital o personal.

De hecho, la consulta virtual nos está permitiendo hacer un seguimiento postoperatorio muy satisfactorio de aquellas pacientes que pasaron por quirófano hace unos meses. Y cuya evolución es la correcta. Para evitar su exposición, totalmente innecesaria si no requieren de exploración física y todo está desarrollándose satisfactoriamente.

La consulta online, como complemento de las consultas presenciales que sí son necesarias, nos permite atender a los pacientes con total seguridad. Evitando al máximo su exposición y consiguiendo no colapsar la consulta física: donde mantenemos un escrupuloso protocolo de distancia social y medidas de higiene.

¿Llevas tiempo deseando hacer mil preguntas sobre la cirugía de aumento de pecho? ¿Has frenado tus deseos de operarte el pecho a causa de la crisis del coronavirus? ¿Quieres exponerte lo mínimo posible y restringir al máximo tus movimientos durante la pandemia? Entonces, ¡esta información te interesa mucho!

A continuación te contamos cómo funciona una primera consulta online sobre aumento de pecho con la Dra. Castro. ¡Comenzamos!

¿En qué consiste la primera consulta online sobre aumento de pecho?

Lo primero que hemos de tener en cuenta es que el funcionamiento de una primera consulta online es prácticamente igual que una consulta física presencial. Aunque pueda sorprendernos, el formato es muy similar: paciente y doctora frente a frente resolviendo dudas e inquietudes y construyendo la historia clínica. Para dar así los pasos adecuados hacia la futura cirugía, si se acuerda finalmente. La diferencia fundamental es que existe la pantalla de un ordenador o una Tablet de por medio.

  1. La paciente se pone en contacto con nuestra clínica: Bien a través de nuestros medios de contacto habituales (teléfonos de contacto y/o mail), o bien de forma muy sencilla y cómoda a través del programa de simulación Crisalix. Mediante esta herramienta la doctora creará los modelos 3D para que la paciente pueda hacerse una idea, muy aproximada, de cómo quedarán finalmente sus senos. Si la paciente tiene dificultades para usar la aplicación de Crisalix, no debe preocuparse. Puede contactarnos, como decíamos, por teléfono o email y posteriormente introduciremos su información en el programa de simulación sin ningún problema.
  2. Documento de consentimiento para usar plataformas de videollamada: Un trámite muy sencillo que realizamos por email. Podemos usar cualquier con el que te sientas cómoda: Zoom (es el que solemos emplear de forma más habitual), WhatsApp, Skype, etc.
  3. Concertamos fecha y hora con la paciente.
  4. Orientación para hacer las fotos: Te orientaremos, paso a paso, para que realices tres fotografías de tus pechos y tu torso. Las cuales tienen que ser claras y visibles. La doctora introducirá estas fotos en el programa de simulación Crisalix, para posteriormente generar los modelos que analizará junto con la paciente en la consulta virtual. Y, como comentábamos previamente, la paciente puede subir esas imágenes ella misma en la aplicación, o bien puede enviárnoslas por correo electrónico y nosotros encargarnos de todo lo demás. ¡Lo que sea más cómodo para ella!
  5. Nos ponemos en contacto con la paciente el día de la consulta: La Dra. Castro será quién contacte directamente con la paciente mediante la plataforma de videollamada elegida, en el día y a la hora acordados.

¿Qué ocurre en la primera consulta online sobre aumento de pecho?

¿Qué tipo de cuestiones se analizan y a qué conclusiones se llegan? Ya hemos comentado que la consulta virtual no difiere mucho de la consulta presencial. En ella, elaboraremos una historia clínica adecuada, donde la paciente refiere sus antecedentes personales, posibles problemas de salud, antecedentes de alergias… Todas las preguntas que son habituales en una consulta médica.

Asimismo, la Dra. Castro suele pedir información de la talla y el peso de la paciente, para que pueda hacerse una idea más clara de su complexión. Así como otras preguntas relacionadas, por ejemplo, con si ha tenido embarazos y ha pasado por procesos de lactancia, para poder calibrar cuál es la laxitud cutánea que pueda tener. Así como valorar el posible descolgamiento de la mama.

Como puede intuirse, gracias a la consulta online podemos adelantar todo aquello que no requiere de exploración directa. ¡Incluyendo todas las dudas y preguntas de la paciente, por supuesto! Pueden darse, por lo tanto, todas las explicaciones pertinentes en cuanto a las indicaciones quirúrgicas; lo que está más o menos recomendado para el caso que se nos expone; explicar qué tipo de prótesis existen; qué tipo de cubiertas; analizar si la paciente es deportista o no o cuál es su modo de vida, lo cual también determinará qué tipo de prótesis son más adecuadas en su caso particular…

En la primera consulta online también puede valorarse si es necesario o no realizar, por ejemplo, una mastopexia (lifting o elevación de mamas) asociada al aumento. O analizarse si la mama está descolgada o si existen pequeñas o grandes asimetrías. Gracias a la simulación 3D podemos observar las posibles diferencias de volumen que tenga la paciente.

Con todas las conclusiones extraídas gracias a esa primera consulta online ya podemos elaborar un presupuesto detallado para la paciente. Aportándole la información que necesita para tomar su decisión.

¿Es necesario que la paciente se haga mediciones corporales?

Las mediciones corporales aportan información muy interesante que nos permite seguir avanzando, sin duda. Pero en absoluto son imprescindibles en esta primera consulta online, puesto que con las fotos que nos permiten construir el modelo virtual ya podemos hacernos una idea bastante clara de cómo es la fisonomía de la paciente.

Pero, si la paciente quiere y no le supone una molestia, podemos guiarla también a la hora de tomar esas medidas. E incluir ya en la primera consulta online esa información en su historia médica: hablamos por ejemplo del ancho del tórax y la distancia a la que están las areolas o los pezones de la horquilla esternal. Todo ello nos da una idea de las mediciones en anchura y altura que necesita el futuro implante.

Por supuesto estas medidas se confirmarán definitivamente en una segunda consulta, esta sí que obligatoriamente presencial, para tratar todas las cuestiones preoperatorias si la paciente ha decidido finalmente dar el paso a someterse a la cirugía.

¿Qué es un modelo 3D de aumento de pecho?

“Me preocupa no saber cómo va a quedar”. “Es que no puedo hacerme una idea de cómo van a ser mis pechos”. Estas dudas son tan comunes como lógicas. Y suceden tanto en consulta presencial como de forma online. Crisalix nos permite, gracias a la última tecnología en simulación 3D, que las pacientes puedan ver, con detalle y realismo, cómo quedarán los pechos con los que tanto tiempo llevan soñando.

Gracias a las fotografías de las que ya hemos hablado, puede crearse un modelo en 3 dimensiones con todas las medidas exactas: volumen de pecho, posición y tamaño de los pezones y areolas.

Sobre ese modelo se simula la colocación de una gran variedad de implantes mamarios, con diferentes tamaños y comprobando las diferencias entre formas anatómicas y redondas. Así, obtenemos una visión 360º que nos permite comprobar cómo quedaría el aumento de pecho desde todos los ángulos.

¿Qué ocurre cuando decido operarme?

¿Cuál es el siguiente paso? Una vez que la paciente ya ha valorado su presupuesto y quiere reservar fechas de quirófano, procederíamos a concertar otra cita para su segunda consulta.

En ella llevaremos a cabo una revisión preoperatoria que siempre, necesariamente, es presencial. En ella se respetan con gran cautela todas las medidas de seguridad frente al COVID-19 y se realizan todas las pruebas pertinentes para poder llevar a cabo la cirugía. Está dividida, por así decirlo, en dos apartados. Por un lado, la consulta con la anestesista y, por otro, la revisión con la Dra. Castro, quien realiza la cirugía.

La doctora repetirá todas las medidas corporales, por si fuera necesario modificar ligeramente algún parámetro o ajustar un poco más los volúmenes. Además de la simulación en 3D ya realizada, en esta consulta presencial solemos ofrecer unos probadores que se introducen dentro del sujetador, para que la paciente pueda observarse en un espejo y ‘experimentar’ su futuro resultado. Y siempre dejamos un tiempo para poder resolver aquellas dudas que hayan surgido después de nuestra primera consulta, así como las inquietudes o preocupaciones que hayan podido generarse. Y se procede a la firma de los consentimientos informados.

El siguiente paso ya sería la intervención quirúrgica propiamente dicha.

¿Te has quedado con dudas? ¿Quieres pedir cita previa o más información sobre la consulta online para un aumento de pecho? ¡Ponte en contacto con nosotros! Resolveremos todas tus preguntas y te asesoraremos personalmente.