Para perder peso, eliminar grasa sobrante o moldear la figura no existen soluciones mágicas. Si bien la operación de liposucción consigue excelentes resultados y la pérdida de grasa es definitiva, lo cierto es que debemos pasar por un proceso quirúrgico, con su consiguiente postoperatorio.

En la actualidad existen diferentes tipos de liposucción, con mecanismos diferentes para realizar la intervención, como son: liposucción tradicional, liposucción láser y liposucción váser; y todas ellas necesitan de un proceso postoperatorio similar y unos cuidados que el paciente tiene que realizar para que el resultado sea el más óptimo o esperado.

Si te has sometido hace poco a esta intervención o estás planteando realizártela seguramente te estarás preguntando: ¿Qué cuidados debo realizar en el postoperatorio de la liposucción? ¿Existen recomendaciones que me ayuden a mejorar el resultado y aceleren el proceso de recuperación? Hoy la Dra. Castro resuelve estas dos preguntas y te da los consejos que de verdad necesitas conocer.

Recomendaciones y consejos para afrontar el postoperatorio tras la liposucción

Uso de la faja postoperatoria

Es un aspecto imprescindible y esencial llevar la faja postoperatoria después de la liposucción. De esta manera nuestros tejidos quedarán bien fijados entre sí y además ayudará a:

  • Reducir el malestar postquirúrgico
  • Sujetar la zona y dar más comodidad en los movimientos
  • Controlar el proceso inflamatorio del área intervenida
  • Mejorar la retracción de la piel para que se adapte a la nueva forma
  • Acelerar el proceso de cicatrización durante el postoperatorio de la liposucción

Una buena dieta rica en proteínas

Una de las primeras y más claras recomendaciones o consejos es sin duda cuidarse a nivel alimenticio. Si bien la liposucción es un tratamiento definitivo para eliminar la grasa localizada no debemos, después de realizarnos la intervención, descuidar nuestra alimentación.

Durante los meses después de la operación uno de los principales cuidados que tenemos que tener es con nuestra piel y su adaptación. Para ello es imprescindible que tengamos una alimentación sana que ayude a mejorar o mantener su calidad y que nos permita tener el resultado óptimo que de verdad esperamos.

La dieta saludable es una gran herramienta para luchar contra la flacidez de la piel y nosotras recomendamos, durante el postoperatorio de la liposucción, una dieta rica en proteínas. Además, ayudará también a mejorar el colágeno de la piel, a reducir la retención de líquidos y a mejorar el componente muscular.

Una hidratación adecuada

Es más que recomendable en el proceso postoperatorio de la liposucción evitar bebidas azucaradas, alcohólicas o gaseosas y tener una hidratación adecuada.

Queremos conseguir una buena hidratación cutánea y ayudar al drenaje linfático, y beber las cantidades recomendadas de agua y evitar las bebidas antes mencionadas ayudarán a este cometido.

Ejercicio físico moderado

En un principio tendremos que guardar reposo y descansar del proceso quirúrgico, pero después, poco a poco, tendremos que empezar a incorporar ejercicio físico en nuestro día a día.

Tenemos que caminar, tenemos que movernos para que la inflamación después de la liposucción vaya desapareciendo lo antes posible y que los tejidos no estén tan empastados como cuando te levantas de la cama que a veces estás un poco rígido.

Uso de crema hidratante

El uso de la faja postoperatoria puede provocar cierta sequedad justamente en la zona en donde hemos realizado la intervención; lo cual debemos de evitar a toda costa.

No podemos prescindir de la faja, es por ello muy recomendable el uso de crema hidratante al menos una vez al día, e incluso dos si lo vemos necesario.

Masajes de drenaje linfático

Los masajes de drenaje linfático son muy recomendables para mejorar el postoperatorio de la liposucción. Estos ayudan a:

  • Acelerar el proceso de cicatrización de la piel
  • Reducir la inflamación y el dolor
  • Evitar la formación de edemas
  • Mejorar la circulación sanguínea
  • Estimular el sistema inmunológico para prevenir infecciones

Paciencia

La mejor manera de tener un buen postoperatorio es dándole tiempo al tejido para que se recupere, dándole tiempo a la inflamación para que desaparezca y dándote tiempo a ti para ver los resultados finales deseados.

Muchas veces queremos, después de la cirugía, ver nuestros resultados de forma inmediata, pero nuestro cuerpo, tristemente, no funciona así. Necesita su tiempo de recuperación y su proceso para reajustarse a su nueva forma corporal.

El mejor consejo para la mejora es que no tengas prisas y dejarle a tu cuerpo el tiempo que necesita.

El proceso de recuperación es importante, por ello también es esencial contar con expertos que te ayuden tras la intervención y te den un servicio integral. La Dra. Castro no solo te ayudará a conseguir el resultado deseado, sino que te acompañará en el trayecto hasta conseguirlo ¿Quieres una cita con ella? No dudes en ponerte en contacto con nosotras ¡Te esperamos!