La Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), afirma que «4 de cada 10 españoles, no se sienten conformes con su pecho y deciden pasar por quirófano para reducir sus glándulas mamarias«. Un porcentaje que aumenta cada año, siendo actualmente la ginecomastia masculina, un término con 12.100 búsquedas mensuales en nuestro país y con alrededor de 110.000 por los hispanohablantes en todo el mundo. Y es que esta enfermedad afecta según la SECPRE entre el 40 y el 60% de los hombres en España, y según afirman especialistas a muchos de estos la patología les perjudica también a nivel psicológico, dificultando su calidad de vida.

Ginecomastia masculina ¿Qué es?

La ginecomastia masculina es una enfermedad que consiste en el aumento de volumen excesivo de las mamas en los hombres. Un crecimiento en exceso de las glándulas mamarias masculinas.

Mucha gente confunde este término con la acumulación en exceso de grasa, conocida como pseudoginecomastia o adipomastia, y no es así. La ginecomastia se produce debido al crecimiento anormal de las glándulas mamarias, no al exceso de tejido graso en las mismas.

La ginecomastia o pseudoginecomastia, se diferencian a simple vista, ya que los senos con adipomastia, al acumularse grasa en ellos, suelen ser blandos, mientras los senos con ginecomastia al tacto son mucho más duros. Esta primera patología es mucho más sencilla de eliminar, en estadios menos avanzados, mediante ejercicio físico y alimentación sana. Sin embargo, la segunda, es un poco más complicada ya que su tratamiento definitivo requiere pasar por quirófano.

Causas de la ginecomastia masculina

Los cambios hormonales por los que pasan los hombres a lo largo de su vida, es la principal causa del desarrollo de la patología. Estos cambios se suelen manifestar por dos motivos, por cambios fisiológicos, o por el consumo de fármacos.

ginecomastia masculina

Cambios fisiológicos

La mayoría de las ginecomastias se producen a consecuencia de cambios en la fisiología de los hombres, y existen 3 etapas en las que pueden aparecer:

  • Ginecomastia en recién nacidos: Aunque suene extraño la ginecomastia puede darse en bebés recién nacidos, por haber estado expuestos a través de la placenta, a los estrógenos de la madre durante todo el embarazo. En la mayoría de los casos la ginecomastia de los bebés desparece pasados uno o varios meses.
  • Ginecomastia puberal: Te sorprenderías si conocieras el alto porcentaje de jóvenes que manifiesta una ginecomastia transitoria en su pubertad, causada principalmente por los desequilibrios hormonales típicos del desarrollo adolescente.
  • Ginecomastia senil: Este tipo se da en la vejez, y es causada por el descenso de producción de testosterona por parte de los testículos. A pesar de su nombre este tipo de ginecomastia se suele desarrollar a partir de los 50 años, y en la mayoría de los casos suele ser permanente, pudiendo ponerle solución mediante cirugía.

Cambios farmacológicos

Como ya mencionamos, el desarrollo de mamas en los hombres, también se debe al consumo de ciertos fármacos que provocan cambios hormonales. Fármacos tales como:

  • Tratamientos contra el cáncer.
  • Fármacos para el tratamiento de VIH.
  • Anabolizantes: El consumo de esteroides desemboca cada vez en más casos de jóvenes sanos con ginecomastia, ya que el consumo de estos, causa un desequilibrio entre los estrógenos y los andrógenos.

Síntomas de la ginecomastia

A tratarse de un problema físico, los síntomas son perceptibles a simple vista. Pero además del notorio aumento de las glándulas mamarias, que se puede manifestar en uno de los senos o en los dos a la vez, el paciente puede notar una mayor sensibilidad en la zona e incluso a veces un pequeño dolor, especialmente en la zona del pezón. En ciertas ocasiones se puede dar cierta secreción de leche a través del pezón.

Soluciones para la ginecomastia masculina

Actualmente el tratamiento más efectivo es la cirugía. El 12, 2% de los hombres que padecen ginecomastia se operan, obteniendo excelentes resultados.
La cirugía consiste en la retirada de la glándula mamaria del paciente, previa extracción de la grasa acumulada en la zona, mediante técnicas de liposucción.
No es un procedimiento largo, por norma general la cirugía tiene una duración de 2 o 3 horas con un posterior postoperatorio.

Si es este tu caso, y has probado todo para reducir el tamaño de tus senos sin éxito, la solución es la cirugía de ginecomastia masculina. Pregunta cualquier duda a la Dra. Castro y resolverá con la mayor brevedad todas tus inquietudes.