Como todos sabemos el rostro es la zona más visible del cuerpo y tener algún rasgo del mismo que no nos guste, un motivo de complejo. El paso del tiempo y ciertos factores externos entre otros, hacen que nuestro rostro se vaya deteriorando. Pero como todo en la vida, tiene solución. ¡Sigue leyendo!

Liposucción de papada ¡Trata la acumulación de grasa!

La liposucción de la zona del cuello y papada, es una de las cirugías más agradecidas por los pacientes. En la mayoría de los casos los pacientes que se someten a esta intervención llevan muchos años queriendo eliminar la grasa acumulada en la zona y al hacerlo recuperan autoestima, mejoran la imagen que tienen de sí mismos y sobre todo ganan en calidad de vida. Y es que la papada es una zona muy visible del rostro, muy difícil de disimular, sobre todo en los meses de verano. Infórmate ahora y ponle solución.

Tratamiento reducción de papada

No siempre la liposucción es la solución definitiva para la eliminación de papada. La decisión de tratar la papada mediante liposucción o mediante otras técnicas quirúrgicas como el lifting, dependerá si en la zona predomina la grasa, o por el contrario presenta flacidez o piel colgante, por lo que una liposucción no será necesaria.

En muchos de los casos, para realizar un correcto tratamiento con óptimos resultados es necesario combinar ambas intervenciones.

¿En qué consiste la liposucción de papada?

La liposucción en esta zona consiste en eliminar de forma efectiva la acumulación de grasa debajo del mentón que aparece en ciertas personas, afeando su rostro y en la mayoría de los casos, dificultando su calidad de vida.

Para realizar una correcta liposucción, en la Clínica Castro Veiga seguimos las siguientes pautas, para asegurarnos de un resultado totalmente efectivo:

  1. Marcamos la zona a tratar.
  2. Con una solución antiséptica limpiamos y desinfectamos la zona.
  3. Una vez desinfectada, infiltramos a través de una finísima cánula, una buena cantidad de suero en el tejido graso de la papada. Esta infiltración ayudará a separar las células grasas (adipocitos) facilitando su posterior extracción, y permitirá reducir el sangrado.
  4. Tras esperar varios minutos, procedemos con la intervención. Nos valemos de la misma incisión para ir extrayendo la grasa, mediante una cánula conectada a un aspirador de vacío. Esta extracción se realizara poco a poco, y se facilitará mediante láser, que disolverá las células grasas para facilitar su extracción y posteriormente la retracción de la piel.
    Es un procedimiento que se debe realizar con mucha delicadeza, para equiparar ambos lados, y no haya asimetrías.
    Es importante no extraer toda la grasa, sino dejar una capa fina, para que el resultado sea totalmente natural.
  5. Terminada la intervención cerramos las incisiones con un par de puntos.

Tras la cirugía el paciente deberá utilizar una mentonera durante un mes, que comprimirá la zona tratada para conseguir los mejores resultados de adaptación de la piel.

Candidato ideal liposucción de papada

En la mayoría de los casos, las personas que presentan esta acumulación excesiva de grasa son personas con sobrepeso. Aunque también, la acumulación de grasa en esta zona, se puede dar en personas que tras adelgazar continúan presentando tejido adiposo localizado, o que debido al adelgazamiento se ha acumulado exceso de piel en la zona.

El candidato ideal a una liposucción es aquella persona sana, con un buen estado de salud y que tiene expectativas realistas sobre lo que se puede lograr a través de la liposucción.

A pesar de lo que muchas personas creen, la liposucción no es un tratamiento de la obesidad, y el mejor tratamiento para tratar el tejido graso de la papada es adelgazar, aunque es cierto que en muchas ocasiones no surte efecto.

Aunque la liposucción no tiene límite de edad, debemos tener en cuenta la perdida de elasticidad cutánea provocada por el paso de los años. La liposucción elimina la grasa localizada, no la piel sobrante, Por este motivo cuanto más mayores no sometamos a esta cirugía, menos retracción tendrá la piel. Además dependiendo de la grasa necesaria a eliminar, será necesario complementar este tratamiento con un lifting, indicado para eliminar el exceso de piel.

 Además de la liposucción y el lifting para eliminar la grasa y piel sobrante, existen otros tratamientos no quirúrgicos, que también ofrecen buenos resultados como la mesoterapia. Este tratamiento médico estético, en vez de aspirar la grasa, consiste en administrar diferentes sustancias para que disuelvan los adipocitos y más tarde eliminarlos a través de la orina.

Como puedes comprobar, son muchas opciones para tratar las imperfecciones en esta zona, pero nada como la liposucción de papada, para ponerle una solución definitiva. Para más información sobre este procedimiento, ponte en contacto con la Doctora Castro Veiga.