Muchas mujeres y hombres ya están pensando en el verano… ¿Desesperación por la ola de frío? ¿Bajonazo por las pocas horas de sol? ¿Morriña de terraza y piscina? ¿Crees que es exagerado empezar a pensar ya en tu silueta? ¡En absoluto! Como ya hemos comentado en otras ocasiones, a partir del otoño, y especialmente en invierno, nos encontramos con la mejor época del año para las intervenciones de cirugía estética.

En concreto, la liposucción es una de las intervenciones más agradecidas en esta época del año. No solamente porque, como veremos a continuación, el frío es uno de los mejores aliados para el postoperatorio (ayuda mucho al proceso inflamatorio). Sino también por otros motivos que igual no te habías, ni siquiera, planteado. Te lo contamos todo a continuación.

¡Pero si todavía es pleno invierno! ¿Es demasiado pronto para conseguir mi mejor figura para este verano?

Para nada. ¡Es el momento perfecto! La razón principal es que, ante cualquier tipo de intervención quirúrgica (por leve que pensemos que esta pueda ser), existe un periodo de recuperación que hay que respetar a rajatabla.

Pero no solamente las cuestiones relativas a los cuidados y a la recuperación postoperatoria son importantes. Pensemos, por ejemplo, en el caso concreto de una liposucción, una lipoescultura o un lipofilling. El cuerpo necesita tiempo para presentar, por así decirlo, lo mejor de sí mismo. Cuanto más tiempo prudencial hayamos dejado pasar desde la intervención, atendiendo a todas las recomendaciones de nuestro cirujano, mejores resultados luciremos este verano.

Así, cuando llegue el momento definitivo de mostrar nuestras piernas, lucir brazos, llevar ropa más fresca y fina o prendas que se ajusten mucho más al cuerpo… ¡experimentaremos la plenitud de los resultados que ofrece el tratamiento!

¿Cuáles son las ventajas de hacerme una liposucción en invierno?

La liposucción y la lipoescultura (siendo el lipoláser una de las técnicas más interesantes dentro del remodelado corporal) son los abordajes más indicados para deshacernos, de una vez por todas, de los depósitos de grasa más rebeldes. Aquellos contra los que ni la dieta y ni el ejercicio tienen nada que hacer.

Ya hemos adelantado algunas pistas de por qué el invierno es la mejor época para operarse. Recopilamos a continuación todas las razones que justifican que hacerte una liposucción en invierno es una de las mejores decisiones que puedes tomar:

  • El frío es nuestro gran aliado para enfrentarnos a la inflamación.
  • En invierno pasamos más tiempo en casa: se reducen las actividades al aire libre y eso beneficia muchísimo la recuperación.
  • Si tienes hijos, suele ser mucho más sencillo coordinar su cuidado y atención en invierno que en verano. Nos evitaremos las largas vacaciones de verano escolares.
  • Los vendajes o “fajas” de compresión necesarias en el postoperatorio se disimulan mucho mejor en invierno. Y la tolerancia de la piel es mayor gracias al frío.
  • El sudor es uno de los peores amigos de las cirugías: evitarás rozaduras e irritaciones. Por no hablar del agobio y la incomodidad que la sudoración representa.
  • Evitar la incidencia del sol en la piel es un requisito fundamental después de una liposucción (y de cualquier otro tipo de intervención de cirugía estética). El sol puede afectar enormemente al proceso de cicatrización; generando manchas, rojeces, inflamaciones y otros inconvenientes.
  • Como mencionábamos antes, los resultados de la liposucción son óptimos a partir de los cuatro meses o seis meses siguientes a la intervención. ¡Llegarás al verano con tu mejor versión!

Dra. Castro Veiga: especialista en liposucción, lipoláser, lipoescultura y otras técnicas de remodelado corporal

Elegir la época adecuada del año para hacernos una liposucción es muy importante. Pero elegir el mejor especialista, es vital. La Dra. Castro Veiga cuenta con más de 15 años de experiencia en cirugía plástica, estética y reparadora. Su concepto del equilibrio y la proporción hace que persiga los mejores resultados en sus pacientes.

Con nuestro lipoláser, una tecnología que ha revolucionado la forma de entender la liposucción y la lipoescultura, se facilita la destrucción de la grasa consiguiendo su extracción efectiva sin dañar los tejidos.

¿Quieres saber más? Deja tu cuerpo en nuestras manos para que esté al 100% este verano. Consúltanos.