Ante una pregunta cómo esta, cabrían tantas respuestas como si nos preguntáramos cuánto cuesta comprar una casa, un coche o hacer un viaje.

Y aunque no quiero ejercer de gallega, en muchas ocasiones podríamos responder con un depende.

El precio de aumento de senos depende del tipo de mama que haya que tratar, de si prefieres implantes redondos o anatómicos, si estas ingresada en el hospital o te vas en el día, del tipo de centro hospitalario en el que te operes, de la anestesia, del caché de cirujano o su equipo, y por supuesto de la marca de implantes que te coloques.

Pero lo que todos deberíamos tener claro es que hay unos mínimos que nos garantizarán la calidad de la atención y que, desde luego en esto (como en todo en la vida), nadie da duros a pesetas.

Precio Aumento de Senos

En general y desglosando un poco los gastos que una cirugía de mamas debe incluir tendríamos:

– Centro hospitalario:

Como muchos de mis colegas yo prefiero operar en un hospital, donde el paciente pueda permanecer ingresado una noche, para asegurarme que esté vigilado y no haga esfuerzos innecesarios, donde tengamos una UVI (que no pensamos necesitar pero nos ofrece un plus de seguridad en caso de una complicación) y una atención en la planta que garantice un buen postoperatorio.

En cuanto a los quirófanos, los precios dependerán sobre todo del tiempo que dure la cirugía y los materiales empleados (medicación, suturas, instrumental).

Y por supuesto hay un personal de quirófano: enfermera instrumentista y auxiliares.

Todo esto supondrá un gasto en hospitalización que irá desde los 1200 euros hasta los 1800-2000 en cirugía de mamas más complejas, como los recambios de implantes rotos o contracturados, o que necesiten además una mastopexia o la corrección de una asimetría franca.

– Anestesia:

A mí me gusta trabajar con anestesia general, aunque respeto que otros compañeros opten por otras opciones. Considero que es la mejor forma para despegar el músculo pectoral (bajo el que coloco la mayoría de los implantes), evitando al máximo el daño a los tejidos y el sangrado. Además, es la forma más confortable para los pacientes.

El gasto que supondrá la anestesia también dependerá del equipo que la realice, la duración de la intervención y la dificultad que esta entrañe por la patología del paciente, e incluirá la consulta previa a la intervención. De promedio entre 700 y 1100 euros.

– Implantes:

Tenemos muchas marcas de implantes en el mercado, todas con sus correspondientes autorizaciones sanitarias (CE o FDA), distintas formas y volúmenes, y también diferentes cubiertas. Y como no, precios.

Como en todo se paga la experiencia en el campo y las innovaciones tecnológicas. No van a ser igual de caras marcas más jóvenes que las que llevan muchos años de estudio y resultados. También depende de la forma de los implantes, siendo algo más baratos siempre los redondos que los anatómicos; y de la cubierta, donde los más caros son aquellos cubiertos de poliuretano frente a las cubiertas texturizada.

Serán más caros los implantes que ofrecen alguna mejora en tecnología que los haga únicos, como los que aligeran el peso por la inclusión en el gel cohesivo de silicona de microesferas de borosilicato.

Como rango podemos ir, desde los implantes redondos más económicos desde aproximadamente 600 euros el par, a los más ligeros anatómicos de más de 2000 euros.

– Estudio preoperatorio:

Analíticas, electrocardiograma y si es preciso ecografia o mamografía. Aproximadamente 100-190 euros

– Equipo quirúrgico:

En este caso también se paga la experiencia y el nombre del cirujano, aunque existe más variabilidad. Cada uno pone el precio a su trabajo que considere más honrado, teniendo en cuenta que realizar correctamente una intervención, supone muchos años de estudio y formación, y conlleva un sinfín de responsabilidades.

Además de la cirugía esta parte del gasto suele incluir revisiones y curas hasta el primer año postoperatorio.

– Otros gastos:

En el precio de operación de pecho también hay que incluir otros gastos menores, como serán el sujetador y la banda postoperatoria si es necesaria, el tratamiento de fisioterapia y masajes para acelerar la recuperación, gastos de anatomía patológica cuando se resecan zonas de la glándula mamaria (quistes, glándula normal para simetrizar con la otra mama si hay diferencia de volúmenes, cápsulas antiguas, etc).

En resumen, y aún en las condiciones más económicas, sin detrimento de la calidad en la atención, es difícil hacer un aumento mamario sencillo por debajo de 3700 euros. 

Cuando los precios se reducen mucho cabe preguntarse a costa de qué lo hacen.

precio aumento de pecho

¿Te ha resultado útil este artículo? ¡Cuéntanos tu caso, queremos conocer tu experiencia! ¿Tienes dudas? ¡Consúltanos!