Lucir el famoso “six pack” o la llamada “tableta” abdominal se ha puesto muy de moda en los últimos años. Pero a pesar de su gran popularidad, impulsada por celebrities e influencers de todo tipo, son muchas las dudas todavía entre los pacientes, que terminan haciéndose un lío con los diferentes nombres que recibe esta intervención.

¿Qué es realmente la marcación abdominal? ¿Cómo se consiguen unos abdominales perfectos con cirugía? ¿En qué consiste realmente un buen marcaje abdominal?

Vamos a analizar los puntos más importantes que garantizan el éxito en esta intervención, para despejar las dudas más frecuentes y que entiendas en qué consiste.

¿Qué es una marcación abdominal?

Seguro que cuando buscas información sobre la marcación abdominal encuentras decenas de nombres diferentes, tales como liposucción de alta definición, lipo HD, liposucción abdominal… Y te preguntas: ¿cuál es el mejor procedimiento para definir mis abdominales?

En general, todas estas denominaciones hacen referencia al mismo procedimiento quirúrgico, en el que se persigue destacar la musculatura del abdomen, eliminando para ello el exceso de grasa de esta zona tan específica mediante aspiración.

La marcación abdominal, por lo tanto, es la cirugía mediante la cual se aspira la grasa sobrante de la pared abdominal, obteniendo un abdomen más firme, más trabajado y más atlético. O lo que es lo mismo, evidenciar el “six pack” que tanto trabajo cuesta definir solo practicando ejercicio físico.

¿Cómo se hace un marcaje abdominal?

Como ya podrás intuir, al igual que ocurre con otras zonas corporales que necesitamos mejorar eliminando los acúmulos de grasa rebeldes y localizados, la técnica empleada en la marcación abdominal es la liposucción. En el caso de nuestra clínica en concreto, empleamos la liposucción con láser por sus múltiples beneficios en la retracción y recuperación de los tejidos.

A la hora de llevar a cabo con éxito una marcación abdominal, tenemos que tener en cuenta tres pilares fundamentales. Respetar cada uno de ellos nos conducirá a unos excelentes resultados definitivos:

1. Confirmar que el paciente es un candidato ideal para el marcaje abdominal

Los milagros no existen, así que desconfía de todo aquél que te los prometa.

Para poder marcar una pared abdominal tiene que existir una musculatura trabajada y tonificada mediante la práctica habitual de ejercicio físico.

Es muy difícil realizar un marcaje abdominal con buenos resultados si el paciente tiene una musculatura laxa o abombada: por ejemplo, en pacientes que sufren obesidad, tienen mucha grasa intra-abdominal o no cuentan con una pared abdominal bien ejercitada.

Pero si tienes un exceso de grasa muy llamativo en tu tripa, no te desanimes. Seguramente podrás convertirte en un buen candidato para el marcaje abdominal en un futuro no demasiado lejano. Para ello, tendrás que ir paso a paso: el primero probablemente será llevar a cabo un tratamiento dietético unido a la práctica de ejercicio físico.

En algunos casos, donde existen fuertes protuberancias o laxitud en el área, se suele recomendar la realización de una abdominoplastia en lugar de un marcaje abdominal. No te preocupes: en nuestra clínica recibirás una atención totalmente personalizada y adaptada a tus circunstancias. ¡Puedes preguntarnos todo lo que necesites!

2. La marcación abdominal necesita de un buen sistema de extracción de la grasa

Tal y como hemos anticipado, para alcanzar los resultados deseados en el marcaje del “six pack” tenemos que utilizar un buen sistema de extracción de la grasa.

Una técnica, en definitiva, que nos permita practicar una liposucción intensa de esta zona, fragmentando la grasa y licuándola para extraerla de la manera menos dañina para los tejidos. Por ello, los mecanismos de liposucción suelen asociar ultrasonidos o láser.

3. Una vez hecha la marcación abdominal, es necesario aplicar tratamientos de retracción cutánea

No podemos olvidarnos de este requisito para definir con éxito la musculatura abdominal, y conseguir que la piel quede bien pegada al músculo. Una vez hemos vaciado la grasa de la pared abdominal, para evitar que la piel quede laxa, necesitamos aplicar sistemas y tratamientos que mejoren la retracción cutánea.

Además de los sistemas de compresión postoperatoria, como las fajas post-quirúrgicas y los masajes de drenaje linfático, que ayudan mucho a la adecuación de los tejidos, es muy importante también contar con mecanismos que mejoren la contracción inmediata.

Para ello, una vez hemos realizado la liposucción, trabajamos por debajo de la piel con sistemas láser o sistemas de plasma de argón, que mejoran la contracción de los tabiques fibrosos y favorecen la retracción cutánea; además de contribuir con el aumento de la producción de colágeno y elastina en el postoperatorio.

¿Quieres saber si eres un buen candidato para la marcación abdominal?

Si con dieta y ejercicio no consigues definir tus músculos abdominales, es muy probable que lo que necesites sea un marcaje abdominal. Pide cita con la Dra. Castro y pregúntale todas tus dudas: ella analizará tu caso detenidamente y te confirmará cuál es el mejor tratamiento para lograr tus objetivos. ¡Te esperamos!