Si no estás satisfecha con el resultado de una cirugía anterior, no te resignes ¡Consúltanos!

Aunque parezca redundante, muchas de las pacientes operadas de aumento de senos, deciden retirar sus prótesis o reducirlas por unas de menor tamaño pasados unos años. Los motivos de un recambio de implantes de mamas son variados. Algunas no terminan de verse con su nueva talla, la ven exagerada y les acompleja; otras, al llegar a cierta edad ya no comparten los motivos que les llevaron de jóvenes a realizarse el aumento, etc.

En definitiva son muchas y diferentes las razones que llevan a las mujeres al recambio de prótesis mamarias. Por norma general, todas ellas, han tenido una mala experiencia en su primera cirugía o con los resultados de esta, por lo que están asustadas y no quieren volver a equivocarse en sus decisiones.

Con el motivo de tranquilizarlas hemos decidido redactar este Post, en el que intentaremos resolver todas las dudas relacionadas con esta intervención. ¡Estate atenta, comenzamos!

Perfiles de pacientes que necesitan un recambio de implantes de mamas

Como ya hemos mencionado, son diversas las razones por las que se realiza un recambio de prótesis. Lo cierto, es que no todas son por estética, ni se deben a decisiones de la paciente, algunas son simplemente necesarias.

  • Envejecimiento de las prótesis: No hace falta que se rompa el implante o se formen pliegues. Si llevas más de diez años con una prótesis con silicona no cohesiva, por prevención, es recomendable que la cambies.
  • Contractura capsular: Es la complicación más común en cirugía mamaria. Se produce cuando la cápsula, que de forma natural rodea a la prótesis, se endurece provocando dolor, y en algunos casos hasta un cambio de posición de la prótesis.
  • Mal resultado estético: Se obtiene un mal resultado cuando se realiza de manera incorrecta la cirugía o se hace una mala elección del tamaño o volumen del implante.
  • Necesidad de mastopexia: En el caso de que se produzca un descolgamiento del implante.

¿Cuándo me puedo operar?

Para el cambio de prótesis por otras de menor tamaño, es recomendable esperar al menos 6 meses desde la primera intervención. A partir de esta fecha las mamas se habrán desinflamado y podrás contemplar el resultado final, y decidir así si pasar de nuevo por el quirófano, o no.

¿Se utiliza la misma cicatriz?

En todo momento se intentará utilizar la cicatriz previa, para disimular lo máximo posible la cirugía. Sin embargo en los casos en los que la retirada del implante se complemente con una pexia de mamas, o levantamiento de areola o pezón, será necesario una cicatriz periareolar.

cicatriz areolar

Por otro lado, si la reducción del implante provoca la caída de las mamas, se podrá contemplar una posible mastopexia, en cuyo caso podrá ser necesario la cicatriz de T invertida.

¿Me quedará piel colgando?

Como hemos mencionado en el apartado anterior, es probable que tras la reducción del tamaño de los implantes, los senos se presenten más caídos o exista un exceso de piel, pero en ningún caso te quedará piel colgando. Si tras la retirada del implante, los senos quedan un poco descolgados, procederemos a realizar una pexia periareolar, cuya cicatriz se realiza alrededor de la areola.

En el caso de que el exceso de piel sea mayor, se podrá realizar una mastopexia con cicatriz vertical o en T, realzando y aportando firmeza a los senos. Eso sí, el resultado implicará una cicatriz más visible.

Me quiero quedar embaraza ¿Es mejor la reducción antes o después?

Siempre aconsejamos en estos casos, cambiar de prótesis tras la lactancia, más o menos 6 meses después de terminar de lactar, ya que durante este periodo el pecho puede sufrir muchas variaciones. Además realizando la intervención tras la lactancia, evitas cualquier posible problema que pueda surgir al amamantar a tu bebé y te aseguras que el resultado de la intervención sea el definitivo.

En el caso de que quieras hacerlo antes, es recomendable esperar 6 meses desde la operación hasta quedarte embarazada.

lactancia

¿Qué te ha parecido nuestro post sobre el cambio de prótesis mamarias a prótesis más pequeñas? ¿Te ha quedado alguna duda? ¡Déjanos tu consulta y comentarios en el artículo! La Dra. Castro, especialista en cirugía mamaria, la resolverá en la mayor brevedad posible.

¡Ah! Y no olvides. A pesar de que actualmente los implantes de mamas están diseñados para durar toda la vida, es recomendable que los pacientes realicen una prueba de imagen cada año, para confirmar que sus prótesis están en perfecto estado.