Cuando hablamos de introducir una parte exógena en nuestro cuerpo, como pueden ser prótesis o implantes, es común que aparezca el temor a un posible rechazo de nuestro organismo a estos elementos que no forman parte de él. Miedos, desde luego lógicos, pues no queremos arriesgar nuestra salud, pero que muchas veces no se basan en la evidencia científica o en la realidad médica.

Hoy queremos resolver uno de los mitos más extendidos a este respecto y que más dudas y preguntas generan en consulta, como es la posible existencia o no de rechazo de los implantes de mama. ¿Estos supondrán algún riesgo o serán totalmente inocuos? De la mano de la Dra. Castro descubrimos la respuesta.

¿Pueden generar rechazo las prótesis de pecho?

Como toda cirugía que se pueda realizar, el aumento de pecho tiene sus ventajas y desventajas que debemos tener en cuenta. Cuando tomamos la iniciativa de entrar al quirófano tenemos que ser conscientes de todos los posibles riesgos que pueda entrañar, pero también qué nos aportará de positivo de ahí en adelante en nuestra vida. No es una decisión sencilla y debemos de valorar toda la información en nuestra mano antes de tomar la decisión.

Con respecto a la pregunta que nos atañe queremos tranquilizarte desde un principio: las prótesis de pecho no generan rechazo. A día de hoy la fabricación de implantes, así como su implantación no generan ningún tipo de riesgo en este sentido, dado que los materiales empleados y las técnicas utilizadas para colocarlas en el cuerpo son muy precisas y están pensadas para que el resultado sea todo un éxito con los menores riesgos para el paciente.

El término “rechazo” en medicina hace referencia a un episodio que sucede cuando nuestro propio cuerpo o, mejor dicho, nuestras defensas atacan un agente externo, de procedencia generalmente biológica (por ejemplo un órgano). Cuando se trata de un material inerte o con propiedades preparadas para la correcta adopción del organismo no ocurre este fenómeno.

El mito de que puede existir un posible rechazo de los implantes es falso. Los implantes tienen características neutras y por lo tanto son completamente ajenos a producir esta temida reacción en el cuerpo.

Efectos de la silicona de las prótesis de mama en el cuerpo humano

Las prótesis de mama están creadas, en la gran mayoría de casos, con un material conocido como silicona. ¿Te habías preguntado alguna vez por qué? Esto se debe a que es un elemento biocompatible que no genera rechazo en el organismo y que a su vez permite un tacto blando muy similar al de la mama natural.

Se trata de un material inocuo para el organismo y que, para mayor ventaja, tiene una alta cohesividad, de modo que si se rompe la cubierta de la prótesis no se derrama el relleno.

Como puedes ver se trata de un elemento con grandes beneficios y muy seguro para utilizar en la cirugía y como material de la prótesis para el aumento mamario.

La contractura capsular no es un rechazo de los implantes de mama

Ya hemos visto que el rechazo de los implantes de mama no es posible, por las propias características del implante y la reacción del organismo a los mismos, no obstante, existe otro fenómeno que sí puede surgir y que muchas veces se confunde con el rechazo, un fenómeno conocido médicamente como contractura capsular.

Cuando el implante es colocado, la reacción natural del organismo es tratar de aislar el material extraño (la prótesis), formando una capa de tejido alrededor del mismo que se denomina “cápsula”. Una cápsula protectora normalmente laxa y flexible.

Sin embargo, si la respuesta del organismo es excesiva, se producirá más tejido fibroso del necesario, resultando en una cápsula más gruesa, densa y rígida. Lo que se conoce como contractura capsular.

¿Qué ocurre cuando aparece la contractura capsular? 

  • El pecho se encuentra más duro y rígido
  • El pecho se sitúa en una posición más alta
  • Se pierde sensibilidad en la mama
  • La prótesis pueden desplazarse
  • La forma del pecho se vuelve más esférica

Pero para mayor calma queremos aclarar que puede ser una posibilidad, pero que sin duda no es lo normal tras la cirugía mamaria. Esta contractura capsular generalmente suele producirse o porque la paciente no sigue las indicaciones médicas en el postoperatorio, por una infección o por la aparición de un seroma (presencia de líquido alrededor de la prótesis). En la gran mayoría de los casos la paciente disfruta de un buen resultado, sin complicaciones y con el periodo postoperatorio pertinente.

Un buen resultado estético sin riesgos de rechazo de los implantes mamarios

La cirugía mamaria es una práctica ya muy extendida, con muchos años de perfeccionamiento y con grandes garantías. Son muchas las mujeres que disfrutan del pecho que deseaban y sin ningún riesgo de rechazo de las prótesis ni complicaciones.

¿Tú también quieres realizar una mejora en el tamaño o forma de tus pechos? Acude a un especialista médico contrastado que estudie tu caso y te permita el cambio que necesitas. La Dra. Castro es una especialista médica con años de experiencia que, junto a su equipo, ya ha ayudado a muchas pacientes a sentirse más cómodas con su cuerpo gracias a la cirugía. No dudes en contactarnos para tu primera cita o pedir la información que necesites, estaremos encantadas de atenderte.