Año nuevo, vida nueva. Enero es el mes de los buenos propósitos y de la ilusión por empezar una nueva etapa. Es el momento de recapitular y hacer una relectura positiva del año que dejamos atrás, para poder enfocar el año que entra con energía renovada.

¿Cuáles son nuestros nuevos objetivos y retos para el nuevo año?. Es el momento perfecto para pensar en nuestro bienestar y en aquellas cuestiones estéticas que no terminan de convencernos. Y, sin duda, nuestro cuerpo y nuestro rostro, en mayor o menor medida, ha “sufrido” las consecuencias de los excesos inevitables de las celebraciones. A continuación os contamos cuáles son los tratamientos más populares en Enero.

Adiós (navideños) kilos de más

Muchos son los pacientes que consideran enero el mes perfecto para acabar con la obesidad o el sobrepeso, problemas que se agravan precisamente tras las comidas, cenas y dulces picoteos propios de la Navidad. Es el momento ideal para iniciar la transición hacia la primavera y el verano, y tener tiempo de sobra para afrontar los cambios de nuestro cuerpo con paciencia y determinación. Es muy importante tener en cuenta que antes de cualquier intervención estética relacionada con la grasa localizada es fundamental encontrarnos en nuestro peso adecuado. Una lipoescultura no es un tratamiento de adelgazamiento, sino una técnica quirúrgica efectiva contra los acúmulos excesivos de grasa (lo que científicamente llamamos lipodistrofia). Por ello, antes de someternos a cualquier cirugía estética en este sentido, es fundamental seguir una dieta apropiada.

La revolucionaria solución de pérdida de peso desarrollada tras años de investigaciones de PronoKal Group® es muy atractiva para nuestros pacientes. El método PnK ataca, por así decirlo, donde más duele. Está diseñado desde una perspectiva multidisciplinar, bajo control médico, para combatir la lipoinflamación. Este es un proceso inflamatorio de las células ubicadas en el tejido graso, las cuales son las que contribuyen con la tendencia a recuperar el peso perdido tras la finalización de una dieta. La lipoinflamación influye, incluso, en la sensación de apetito: nos hace tener más hambre. Su ruptura se consigue gracias a la fórmula exclusiva ProteinDHA® incorporada en la dieta cetogénica (baja en hidratos y grasa) pautada médicamente. El DHA es un ácido graso esencial perteneciente a la beneficiosa familia de los Omega-3. No dudes en preguntarnos sobre este método estructurado en cinco pasos que implica un nuevo estilo de vida saludable y efectivo para alcanzar nuestros objetivos estéticos.

El frío invierno: la mejor época para el postoperatorio

El frío es uno de nuestros mejores aliados en los procesos postoperatorios, de modo que es el período perfecto para dar el paso de mejorar y modelar nuestra figura. Entre los tratamientos más solicitados por nuestros pacientes a partir de enero se encuentra la liposucción y la lipoescultura, aplicable a diferentes áreas del cuerpo.  Este tipo de abordajes quirúrgicos son los más indicados para eliminar los depósitos de grasa rebeldes sumamente antiestéticos, los cuales no desaparecen con dieta ni ejercicio. Dado que este tipo de grasa no tiene relación directa con la nutrición.

En la Clínica Castro Veiga podéis encontrar la mejor especialización en lipoláser y cirugía de remodelado corporal, tanto orientada a pacientes femeninos como masculinos. La tecnología láser aplicada en este tipo de intervenciones facilita la destrucción de la grasa, gracias a lo cual se consigue una extracción de esa grasa licuada sin infligir daño a los tejidos. Se trata de una técnica mucho menos invasiva que favorece la retracción de la piel; un paso natural y necesario en la evolución de la liposucción tradicional. Asimismo, es importante recordar que tras una liposucción es imprescindible llevar una faja compresiva especial, como parte del proceso postoperatorio. Lo cual facilita la adaptación de la piel y disminuye la inflamación. El período recomendado suele estar comprendido entre 3 y 5 semanas tras la intervención. De modo que enero puede ser el mes perfecto para que este proceso sea lo más cómodo posible, evitando la sudoración excesiva. Tendremos tiempo de sobra para la recuperación definitiva, en todos los sentidos, antes de la llegada del buen tiempo y la ropa más ligera y que muestra más zonas de nuestro cuerpo.

Por otro lado, muchas pacientes aprovechan el mes de enero para eliminar las varices o arañas vasculares y las telangiectasias (las “venitas”; las dilataciones de capilares pequeños y vasos superficiales). Justamente también para evitar las molestias de un postoperatorio en una época más cálida del año: las medias de compresión, dependiendo de la paciente y de cuál ha sido exactamente su intervención, deben mantenerse entre 1 y 4 semanas.

Tu rostro habla por ti: los tratamientos preferidos a partir de Enero

Bien es cierto que, justo antes de Navidad, los tratamientos y cirugías faciales suelen ser los más solicitados para lucir el mejor rostro en las celebraciones (desde los lifting hasta la biorevitalización y/o la transdermoterapia, pasando por la aplicación de ácido hialurónico o toxina botulínica, por citar algunos). No obstante, a partir de enero, la época de esquí también es uno de los factores determinantes a la hora de decidir someterse a tratamientos y medicina estética facial por parte de nuestros pacientes. Por no hablar de los efectos colaterales en la piel fruto, precisamente, de una alimentación más descontrolada durante las fiestas navideñas. Es por ello que preparar la piel en este momento del año también es de vital importancia. De este modo también aprovechamos la poca exposición solar; protección necesaria y obligatoria ante cualquier intervención estética. Algunos de los tratamientos más solicitados en este momento tienen que ver con la hidratación, exfoliación y enriquecimiento de la piel con vitaminas. Por ejemplo:

  • Mesoterapia facial: Tratamiento para frenar las consecuencias del envejecimiento cutáneo, restaurando la concentración de ácido hialurónico y aportando un cóctel nutritivo a la dermis. Para ello se aplican inyecciones de silicio orgánico, vitaminas, aminoácidos esenciales y oligoelementos. Es un tratamiento altamente tolerado y sin contraindicaciones.
  • Peeling profundo con Fenol: Destrucción de las capas envejecidas de la piel, induciendo la creación de nueva epidermis. Tras el proceso la piel recupera su tono original y se presenta libre de manchas. La regeneración cutánea es completa, eliminando arrugas y cicatrices. La piel se presenta más tersa, luminosa y homogénea.
  • Bioestimulación facial con factores de crecimiento: Partiendo de los FC (factores de crecimiento), fragmentos de proteínas biológicamente activas, se consiguen efectos de regeneración y reparación de los tejidos de la piel del rostro. Se restaura la vitalidad cutánea, aumentando su grosor y recuperando la elasticidad.
  • Fotorejuvenecimiento facial con IPL (Luz Pulsada Intensa): Este procedimiento está especialmente indicado para tratar lesiones superficiales de la epidermis, tales como zonas pigmentadas, telangiectasias faciales (pequeñas venitas), rojeces o arrugas finas. También sirve para incrementar la formación de colágeno en la dermis más profunda.

El mejor regalo que podemos hacernos es cuidarnos y sentirnos bien con nosotros mismos.

No dudes en consultarnos acerca de nuestros tratamientos y técnicas de cirugía estética para que este 2019 sea un año mucho más satisfactorio. Coméntanos: ¡estaremos encantados de escucharte!