Una de las demandas más habituales de tratamientos en los pacientes que acuden a consulta son aquellos dirigidos a la mejoría de la calidad de la piel y la prevención del envejecimiento cutáneo.

Para tratar este tipo de problemas podemos actuar mediante cremas a nivel tópico, en la parte superficial de la piel; o bien hacer tratamientos más efectivos, inyectables, que se realizan en la misma consulta.

Es verdad que las cremas tienen su cabida en el mantenimiento de la hidratación cutánea, en la prevención del envejecimiento y en la protección solar, pero tienen muy limitada la capacidad de actuación debido a la dificultad de penetración en capas profundas de la piel.

¿Son las cremas con ácido hialurónico efectivas? ¿Por qué es mejor un tratamiento inyectado de ácido hialurónico que una crema facial? ¿Qué otros componentes nos ayudan a alcanzar los mejores resultados en la piel del rostro, cuello y escote?

A continuación os contamos más sobre los diferentes tipos de tratamientos que existen para cuidar nuestra piel y conseguir que alcance niveles óptimos de hidratación, alejándose del envejecimiento. El ácido hialurónico, sin duda, es uno de los grandes protagonistas.

¿Cómo funciona una crema o tratamiento superficial con base de ácido hialurónico? ¿Son efectivas?

Normalmente cuando aplicamos una crema actuamos sobre el estrato córneo, que es la capa más superficial a nivel epidérmico; protegiéndola y mejorando el estrato hidrolipídico de esta zona, para retener la hidratación. Pero no podemos hacer grandes actuaciones a niveles más profundos de la dermis.

Por lo tanto, la mejoría en la arruga fina, en la flacidez o la prevención del envejecimiento está mucho más limitada en una crema que en un tratamiento inyectable.

Es verdad que la penetración es variable, va a depender tanto del grosor de la piel como de la vehiculización de los productos activos dentro de las cremas. Según estén formuladas, y según sea el tamaño de las partículas en las que estos elementos estén vehiculizados, penetrarán más o menos.

Además, las cremas tampoco nos permiten hacer un tratamiento muy focalizado. Aunque utilicemos distintas cremas en función de las zonas que estamos intentando solucionar, no podemos ser tan precisos a nivel de arrugas finas como lo seríamos cuando utilizamos una aguja para depositar el producto allá donde es necesario.

¿Qué tratamiento es más efectivo para asegurar todos los beneficios del ácido hialurónico?

Principalmente, en consulta lo que recomendamos a nivel de tratamiento cutáneo son infiltraciones con agujas pequeñas: las cuales van a penetrar hasta la dermis depositando esos principios activos en los lugares donde sea más necesario.

Esta mesoterapia (así se llama esta técnica) se puede realizar con complejos vitamínicos y ácido hialurónico no reticulado; con hidroxiapatita de calcio y también con el mismo ácido hialurónico no reticulado, en mayor cantidad, para tratar algunas zonas muy concretas.

¿Qué tratamientos complementarios son efectivos junto con el ácido hialurónico? ¿Cuáles son las sinergias más interesantes?

Con la utilización de compuestos que mezclan ácido hialurónico con una serie de principios activos como pueden ser las vitaminas, los aminoácidos, las coenzimas, las bases nucleicas, los minerales y los antioxidantes, lo que vamos a conseguir fundamentalmente es una mejora a nivel del brillo de la piel. Además, vamos a redensificar la dermis, a producir una estimulación celular y obtener una protección frente a los radicales libres; y, por lo tanto, mejoraremos la hidratación de la piel, el tono cutáneo, la flexibilidad y la reparación del daño solar.

Además, podremos concentrar más este tipo de compuestos en las zonas localizadas donde tenemos más problemas. Como ocurriría en el caso de las arrugas finas o las zonas peribucales, insistiendo más en esta zona para conseguir una mejor hidratación.

¿Qué sustancias son las más efectivas para tratar la flacidez o la piel descolgada?

Cuando lo que tenemos es una piel flácida y descolgada, solemos asociar además la utilización de inductores del colágeno como puede ser la hidroxiapatita de calcio: así mejoramos la tensión a nivel de estas áreas.

Estos tratamientos pueden utilizarse tanto en el rostro como en el cuello y en el escote, que son las zonas más dañadas. Y su aplicación suele recomendarse una vez al año.

¿Los tratamientos de mesoterapia con ácido hialurónico son dolorosos? ¿Cómo se aplican?

La aguja es muy pequeña y, por lo tanto, las molestias son mínimas. Aunque sí es cierto que se puede producir, en algún caso, algún tipo de pequeño hematoma. El cual desaparece a los pocos días. También existen unas pistolas para la inyección de estas sustancias, pero la capacidad de penetración siempre va a ser mucho más limitada que si podemos introducir hasta la dermis el producto de forma dirigida con una pequeña aguja.

Normalmente hacemos un tratamiento de choque que se realizaría en tres sesiones espaciadas por un mes. O incluso en intervalo de 15 días, cuando hablamos de pacientes que tienen la piel mucho más envejecida o más deshidratada. Además, es recomendable un tratamiento de mantenimiento cada tres meses, para conseguir óptimos resultados en cuestión de hidratación y de prevención del envejecimiento de la piel.

¿La mesoterapia facial y los rellenos con ácido hialurónico son recomendables en todas las edades?

Los pacientes más jóvenes necesitan menos cantidad, pero sigue siendo un tratamiento recomendable para ellos. En su caso, lo aplicaremos de una forma un poco más espaciada en el tiempo. Y con un mantenimiento anual suele ser suficiente.

Y en pacientes con la piel más envejecida, podemos asociar además otra serie de compuestos  de rellenos, como puede ser el bótox, en las zonas donde la arruga sea de expresión, mucho más marcada, para lo cual debemos bloquear la contracción muscular para mejorarla. O podemos usar ácido hialurónico, esta vez ya reticulado, para dar sostén o soporte a las zonas más hundidas. Y mejorar así el aspecto general de la piel del rostro y del escote.

Cada persona y cada piel es única y requiere un tratamiento específico. Llámanos o solicita una cita previa para ofrecerte un diagnóstico y tratamiento personalizados.