Tratamientos
Cirugía Corporal DOCTORA CASTRO

Cirugía corporal

Gluteoplastia – Cirugía de aumento de glúteos

Gluteoplastia
La gluteoplastia o cirugía de aumento de glúteos está indicada  para aquellas personas que precisen dar más proyección o volumen a la parte superior de sus nalgas, por atrofia o hipoplasia de la zona glútea.

De igual manera, este tratamiento es adecuado para aquellas personas que por motivos de envejecimiento presentan pérdida de turgencia, exceso graso o caída de los tejidos de esta área.

El candidato ideal es aquel paciente sano y con expectativas realistas que desea mejorar su contorno corporal.

En la consulta inicial, analizaremos aquellos aspectos que las diferentes técnicas que le pueden ayudar a mejorar, fundamentadas en consideraciones anatómicas y estéticas, entre otros los siguientes:

Área lateral de las caderas.
 Área media de los glúteos.
 Área lateral de las piernas.
 Depresiones laterales.
Pliegues infraglúteos.
 Depresiones supraglúteas.
 Surco en forma de V en la zona lumbodorsal.
 Proyección de los glúteos.
 Flacidez de la piel.
Caída y posición de los glúteos.

 

La determinación de la forma y proyección ideal de los glúteos se establece mediante mediciones relacionadas con la complexión, talla y peso del paciente. El examen visual y físico tendrá en cuenta la estructura ósea, la pelvis, los muslos y forma de los glúteos.

Los glúteos se han clasificado según su forma en:

Glúteos en forma de A:
Aquellos mejor proporcionados, cuya zona superior equivale a la cintura y  su base a los glúteos, pero que presentan mayor acumulación grasa en la parte baja de los glúteos.

Glúteos en forma de V:
Característicos de personas con exceso graso en la parte superior o caderas y falta de volumen en los glúteos.

Glúteos de forma cuadrada:
Caracterizados por exceso graso y apariencia cuadrada.

Glúteos redondos:
Particularmente observados en personas rollizas.

Por supuesto, no todos los individuos encajan exactamente en esta clasificación ya que todos los organismos son distintos. No obstante, estos parámetros nos sirven para establecer ciertas directrices a seguir en la mayoría de los casos.

Apoyándonos en consideraciones y cálculos antropomórficos, desarrollaremos un esquema siguiendo dichos parámetros, que son distintos para mujeres y hombres, con el fin de proporcionar una solución adecuada al problema de cada paciente.

La gluteoplastia puede mejorar o corregir los siguientes aspectos:

La marcación se efectúa con el paciente de pie y posteriormente sentado, de tal manera que podamos demarcar aquellas zonas donde existe exceso graso o flacidez. Así mismo se localiza el punto de máxima proyección.

La marcación permite calcular la posición y dirección de los implantes, localizar las incisiones para los bolsillos que alojarán las prótesis, así como mantener la simetría en las nalgas.

El paciente se coloca en la mesa de operaciones en posición prona, es decir boca abajo, con una almohada en el abdomen.

Este procedimiento se asocia en muchas ocasiones a liposucción de los flancos, cartucheras, cara interna de los muslos o zona posterior bajo en pliegue entre el glúteo y la pierna con el fin de mejorar el contorno de esta zona. El tratamiento se iniciaría con la liposucción de las áreas demarcadas para tal fin.

Posteriormente realizaremos una incisión de 6 a 7 cm, en la línea media interglutea, 5 o 7 cm encima de la zona anal, y diseñaremos cuidadosamente un bolsillo dentro el músculo glúteo mayor, para alojar lasprótesis de gel cohesivo de silicona especialmente diseñadas para este tipo de intervenciones, cuyo tamaño varía en función de las necesidades de cada paciente.

Una vez colocados los implantes, se procederá al cierre de la incisión por planos con suturas reabsorbibles.

Las cicatrices quedan escondidas en el pliegue interglúteo, donde son inapreciables.

En aquellos pacientes que precisen una liposucción de gran volumen, el aumento glúteo o gluteoplastia también se puede realizar con la gras aobtenida, tras ser centrifugada e inyectada en el músculo glúteo.

Este tipo de intervenciones se realizan generalmente bajo anestesia general o regional,  en relación a la cirugía que se le practicará. La permanencia en el hospital será de una noche.

Tras la intervención se colocará una faja en la zona intervenida que mantenga los implantes en su posición correcta, que deberá ser utilizada durante 4-6 semanas.

Los  primeros días no podrá sentarse debiendo permanecer tumbado boca abajo o de pie.

Las molestias irán cediendo progresivamente en la primera semana, pudiendo incorporarse al trabajo pasado ese tiempo.

Formulario de consultas

Datos de contacto

Cirugía Plástica Castro Veiga
C/ Claudio Coello, nº 88, 1ºD
28006 Madrid (España)
Teléfonos. +34 91 277 78 42
+34 662 643 237
+34 901 02 18 00 (fax)
info@doctoracastro.es
Web Doctora Castrowww.doctoracastro.es