Tratamientos
Cirugía Secundaria DOCTORA CASTRO

Cirugía secundaria

Seroma

seroma
Los seromas son reconocidos como una complica­ción temprana de la cirugía de implantes mamarios con una incidencia de aproximadamente el 0,1%.

La presencia de hematomas no drenados o de res­puesta inflamatoria con trasudado periprotésico en el postoperatorio temprano, puede generar seromas que habitualmente se presentan entre el séptimo y décimo día postoperatorios. Estos seromas tempranos se pue­den reabsorber espontáneamente, o por drenaje por aspiración cuando son menores.

Respecto a los seromas mayores que implican ma­nejo quirúrgico, así como los seromas tardíos, es muy poco lo publicado, aunque se han descrito seromas tardíos relacionados con la falta de integridad de las prótesis y a la posibilidad de filtración de las mis­mas.

El seroma tardío se define como el aumento de líquido en la periferia del implante mamario in­tracapsular, que ocurre a partir de tres meses de realizada la cirugía.

Se suelen presentar sin traumatismo previo, de forma aislada, más frecuentemente asociados al uso de implantes mamarios texturizados, y aparece de manera súbita y unilateral.

La causa del seroma tardío no está bien estableci­do, pudiendo ser multifacto­rial. Se ha mencionado la contaminación del implan­te en el acto quirúrgico o postoperatorio y que algún germen quede latente, para que posteriormente por medio de algún mecanismo no conocido, desencadene irritación y se­roma.

Sin embargo, las pacientes no cursan con fiebre ni datos locales de infección y los estudios de los cul­tivos de los seromas resultan negativos a gérmenes.

También se ha visto cierta relación del seroma con embarazo y lactancia.

No obstante, la causa más aceptada es un factor mecánico en donde existen microtraumas que laceran o separan la cápsula del implante, resul­tando la formación de seromas, y dentro de este contexto se menciona la actividad física vigorosa, in­cluyendo los deportes y la actividad sexual.

El seroma se sospecha clínicamente por evi­dencia de asimetría mamaria debido al aumento con­siderable del volumen de la mama de forma unilateral, que puede cursar o no con dolor por la distensión y evidencia de tensión y red venosa.

Se corrobora mediante ecografíaobservándose líquido periprotésico, aunque la prueba de imagen más eficaz es la resonancia magnética,ya que tiene una alta capacidad de diferenciación entre masas de te­jido blando y fibrosis, así como entre colecciones de fluidos, hematomas y silicona libre, como resultado de una ruptura de implante.

Conviene destacar que en dichos estudios radiológicos no es raro encontrar sero­mas asintomáticos como hallazgos, cuando el estudio se solicita por otras razones, que no hay que tratar, ya que no causan ningún problema.

En cuanto al manejo del seroma tardío, es posible el drenaje percutáneo guiado por ecografía  pero existe el riesgo de romper el implante.

También se puede tratar de forma conservadora con tratamiento antibiótico y antiinflamatorio, y en muchas ocasiones se resuelve espontáneamente.

Si no se resuelve, el drenaje quirúrgico y la colocación de un drenaje aspirativo es el tratamiento de elección. Como puede ser recu­rrente, se utilizarán otros métodos para mi­nimizar la producción de seroma, como la colocación de prendas para presoterapia.

Existe polémica si es conveniente o no el cambio del implante.

Nosotros recomendamos el cambio del implante en seromas que aparecen a partir de los 10 años de la cirugía de aumento, porque es más probable que exista una alteración de la cubierta de la prótesis que anticipe una rotura.

En el caso de seromas de repetición, es conveniente utilizar los implantes con menor incidencia de formación de seromas, que actualmente son los que tienen una cubierta de poliuretano.

Formulario de consultas

Datos de contacto

Cirugía Plástica Castro Veiga
C/ Claudio Coello, nº 88, 1ºD
28006 Madrid (España)
Teléfonos. +34 91 277 78 42
+34 662 643 237
+34 901 02 18 00 (fax)
info@doctoracastro.es
Web Doctora Castrowww.doctoracastro.es