Tratamientos
Medicina Estética Corporal DOCTORA CASTRO

Medicina estética corporal

Tratamiento de la hiperhidrosis

Tratamiento de la hiperhidrosis
La hiperhidrosis es la enfermedad que hace referencia al exceso de sudoración o transpiración producido de forma espontánea; sin ser causado por altas temperaturas ni por un aumento de la actividad física o tensión emocional.

Antes de profundizar más en el tema y para entender con mayor claridad esta patología, es conveniente explicar el proceso de sudoración ¿Por qué sudamos?

El sudor o transpiración es una función propia de la piel, que tiene como principal objetivo liberar líquidos ricos en sales mediante las glándulas sudoríparas, regulando de esta manera la temperatura corporal y manteniéndola a una constante de 37º.

Son múltiples las situaciones en las que sudamos: cuando tenemos calor, realizamos alguna actividad física, estamos en tensión, etc. Situaciones en las que la descarga nerviosa aumenta la temperatura de nuestro cuerpo, siendo necesario liberar calor a través del sudor para que se produzca un refrescamiento de la piel debido a la evaporación.

Existe un mecanismo regulador, conocido como el Sistema Simpático, que se encarga de enviar información para activar las glándulas sudoríparas y comenzar así el proceso de transpiración. Pero, ¿Por qué hay personas que sudan en exceso? ¿A qué se debe?

El exceso de sudoración en ciertas personas se produce debido a un fallo localizado en su sistema nervioso simpático. En estos casos, el sistema no controla la estimulación de las glándulas sudoríparas, generando una exagerada estimulación de las mismas, provocando una producción de sudor mucho mayor de la necesaria para regular la temperatura corporal. Este fenómeno explica lo que comúnmente conocemos como hiperhidrosis.

Hablamos de hiperhidrosis siempre que el exceso de sudoración rebasa las expectativas normales. Esta puede ser:

  • Hiperhidrosis primaria: También conocida como idiopática o focal. La sudoración afecta a ciertas partes del cuerpo, tales como: cara, axilas, manos y pies, y su causa suele ser desconocida.
  • Hiperhidrosis secundaria: Se debe a situaciones clínicas subyacentes y normalmente suele estar más generalizada. Puede aparecer en diferentes momentos de la vida del paciente y tener relación con: embarazo, menopausia, problemas de tiroides, ciertos medicamentos…
En total contamos con alrededor de 2 a 4 millones de glándulas sudoríparas en el cuerpo humano, las cuales sea activan en la pubertad. En ciertas zonas, debido a su alta concentración de glándulas sudoríparas, la hiperhidrosis se manifiesta con mayor frecuencia: axilas, palmas de los pies y manos, cara.
La hiperhidrosis afecta a cada persona de una manera, existiendo una clasificación en función del grado de afectación para el paciente:

  • Grado I: Es el caso más leve. La sudoración no afecta a la rutina diaria del paciente y prácticamente no se nota.
  • Grado II: Aunque la sudoración es tolerable, en algunos casos puede afectar a la actividad diaria del paciente.
  • Grado III: La sudoración es difícil de tolerar y en frecuentes ocasiones impide el desarrollo habitual de la actividad del paciente.
  • Grado IV: El exceso de sudor es incontrolable e interfiere continuamente en la rutina del paciente, afectando a su calidad de vida.
Aunque se trata de un problema relativamente frecuente, muchas de las personas que padecen de hiperhidrosis no suelen acudir a un especialista para tratar el problema, decantándose por sufrir la enfermedad en silencio. A pesar de no ser grave, esta patología tiene un fuerte impacto psicológico en la persona que la manifiesta, acomplejándola y afectando directamente a su rutina habitual de vida: dificultando sus relaciones sociales evitando el contacto físico con otras personas, limitando ciertos movimientos, etc.

Por suerte la hiperhidrosis tiene solución y en la medicina estética está uno de sus principales tratamientos: El Botox o Toxina Botulínica

TOXINA BOTULÍNICA PARA HIPERHIDROSIS

La neurotoxina producida por el Clostridium Botulinum (Botox) tiene la propiedad de disminuir la sudoración de aquellas zonas en donde es aplicada, lo que ha supuesto una total revolución en el tratamiento de la hiperhidrosis.

Las microinfiltraciones de la toxina bloquean de forma selectiva la función de las glándulas sudoríparas, disminuyendo por tanto la producción de sudor ahí donde se inyecta. Esta aplicación selectiva en las zonas con mayor transpiración, permite actuar únicamente en las áreas en las que se manifiesta la hiperhidrosis, evitando posibles efectos secundarios e incluso la aparición de hipersudoración compensatoria.

Este efectivo tratamiento es una solución a la hiperhidrosis de las axilas y de las palmas de las manos y de los pies.

Ventajas del tratamiento de hiperhidrosis mediante toxina botulínica

  • Es un tratamiento excelente y reversible (duración aproximada del efecto de 4 a 6 meses).
  • Se aplica mediante pequeñas inyecciones en las axilas o palmas de las manos, con muy pocas molestias para el paciente.
  • Resuelve de forma rápida y segura los problemas de sudoración excesiva.
  • El tratamiento podrá ser repetido pasados 6 meses si se desea.

Qué esperar después del tratamiento

El tratamiento de la hiperhidrosis mediante toxina botulínica no presenta ningún efecto adverso relevante, siendo uno de los procedimientos con mejor relación beneficio – riesgo.

Como único contra del tratamiento es que el paciente puede presentar ciertas molestias causadas por las microinyecciones de la toxina en la piel, lo que en ningún caso supone una limitación. Además estas molestias se pueden reducir mediante la aplicación de una crema anestésica.

——¿Produce el tratamiento con Botox hipersudoración compensatoria?
En ningún caso este tratamiento provoca la aparición de sudor en otras zonas no tratadas.

——¿Es posible solucionar la hiperhidrosis mediante cirugía?
Si. El procedimiento denominado simpatectomía torácica endoscópica está indicado para los casos más severos de hiperhidrosis y es efectivo en el 80% de los casos de hiperhidrosis palmar, axilar y facial.

——¿Cuánto cuesta el tratamiento de la hiperhidrosis mediante toxina botulínica?
El precio del tratamiento de la hiperhidrosis es muy variable y dependerá de las necesidades de cada paciente, pero de media puede costar entre 500 y 650 euros.

Formulario de consultas

Datos de contacto

Cirugía Plástica Castro Veiga
C/ Claudio Coello, nº 88, 1ºD
28006 Madrid (España)
Teléfonos. +34 91 277 78 42
+34 662 643 237
+34 901 02 18 00 (fax)
info@doctoracastro.es
Web Doctora Castrowww.doctoracastro.es