Tratamientos
Cirugía Facial DOCTORA CASTRO

Cirugía facial

Cirugía de párpados – Blefaroplastia

Blefaroplastia cirugía de párpados
Cuando la piel del párpado es excesiva, con pliegues, arrugas o existen bolsas, confiere a la expresión un aspecto fatigado, enfermizo o envejecido.

El envejecimiento de los párpados y la aparición de bolsas y ojeras, son el resultado del paso de los años, pero existe una predisposición, que hace que algunas personas presenten estos signos a edades más jóvenes.

A medida que un exceso de piel y de bolsas grasas se desarrolla en el párpado superior, el pliegue palpebral es menos aparente. La piel del párpado desciende y cubre la parte visible del pliegue o incluso se apoya sobre las pestañas.

Estos cambios del párpado superior confieren una mirada triste, cansada y en algunos casos como de enfado. Cuando los cambios son muy exagerados, pueden llegar a interferir la visión.

La protrusión de las bolsas grasas en los párpados inferiores es muy aparente en algunas personas, incluso a edades jóvenes, provocando los que denominamos comúnmente “ojeras”. Las bolsas no pueden ser camufladas por el maquillaje, produciendo un aspecto cansado y enfermizo.

La corrección de las deformidades del párpado superior e inferior implica una extirpación precisa de la cantidad de grasa y de piel que hay en exceso. Este procedimiento quirúrgico se llama blefaroplastia o cirugía de párpados.

La blefaroplastia o cirugía de párpados puede ser realizada como un procedimiento aislado o acompañando a otros procedimientos quirúrgicos faciales (levantar las cejas, mejorar las arrugas alrededor de los párpados o patas de gallo).

Esta intervención  mejorará su apariencia y le dará un aspecto más joven y descansado, con una mirada más brillante. Pero no debe cambiar las características personales de su mirada, ya que esto conduce al aspecto de ojo redondo, que se reconoce fácilmente como operado y que no resulta natural.

Durante la consulta, examinaremos la configuración de su cara, la posición de las cejas, y su modificación con los gestos, la piel de los párpados, su elasticidad y su función, así como las características de las bolsas grasas y de los músculos de los párpados.

También examinaremos otros signos de envejecimiento como la caída de las mejillas o las arrugas de la frente, y le daremos información precisa sobre los procedimientos quirúrgicos que pueden mejorar significativamente las áreas que le preocupan.

La Blefaroplastia se puede realizar con anestesia local, local y sedación, o general, en función de las zonas que tengamos que corregir.

Generalmente se realiza primero en el párpado superior y después en el inferior. En ambos párpados se extirpa el exceso de grasa y piel, si es preciso.

Las incisiones del párpado superior quedarán colocadas a nivel del pliegue palpebral, y  justo debajo de las pestañas en el párpado inferior o por dentro del mismo para disminuir su visibilidad. Los depósitos del exceso de grasa, son extirpados para producir un contorno del párpado más liso y estético.

Cuando el exceso de piel en el párpado inferior es escaso, realizaremos la blefaroplastia en dicho párpado mediante un abordaje “transconjuntival” (“por la cara interna del párpado”) pudiéndose asociar alguna técnica complementaria  para readaptar la piel sobrante (aplicación de láser en el área periocular, aplicación de peeling en dicha área…) y mejorar otros signos de envejecimiento periocular que no mejoran con la blefaroplastia convencional.

El cierre de las incisiones del párpado se realizará con finas suturas que serán retiradas en la consulta, a los seis días aproximadamente.

No colocamos ningún tipo de vendaje y podrá abrir los ojos y ver nada más terminar la intervención.

La intervención de cirugía de párpados dura una hora y media aproximadamente, aunque es variable de unos paciente a otros.

La mayoría de los pacientes podrían estar de vuelta a su trabajo entre los 5 y los 10 días tras la cirugía.

En cualquier caso, las cicatrices llegan prácticamente a desaparecer pasados los primeros meses.

El primer día sentirá molestias, sensación de tensión en los párpados. Notará escozor y sensación de arenilla en los ojos. Estos síntomas se calmarán con la medicación analgésica y colirio adecuados.

La inflamación y cambios de coloración (enrojecimiento y cardenales) en la piel son comunes. Pueden aumentar o aparecer, al segundo día de la intervención y generalmente persisten durante una o dos semanas. La parte blanca del ojo puede aparecer roja.

Hay que tener en cuenta que el proceso de cicatrización es un proceso gradual y por tanto, los resultados finales no serán plenamente apreciados al menos hasta las 3 o 4 semanas. La inflamación tiende a persistir más en los hombres que en las mujeres.

Las cicatrices, estarán ligeramente enrojecidas durante un periodo de tiempo tras la cirugía, generalmente 4-8 semanas. A medida que las cicatrices completan su maduración, el enrojecimiento se irá atenuando y las cicatrices tomarán un color similar al de la piel circundante, hasta casi desaparecer.

¿Cuál es la edad mínima que debe tener un paciente para que pueda ser sometido a una blefaroplastia?

 La blefaroplastia funcional está indicada en la infancia cuando la caída de los párpados o ptosis es congénita e impide la visión correcta. La blefaroplastia estética y también puede considerarse en niños y adolescentes , especialmente de origen asiático, con párpados pesados seudoptósicos. Sin embargo, en general, es preferible esperar hasta que una persona tenga edad suficiente para colaborar cuando se le aplica la anestesia local.

 

 ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la blefaroplastia transconjuntival?

 La incisión transconjuntival se realiza en la zona interior del párpado inferior y permite extirpar las bolsas de grasa. A diferencia del acceso clásico por debajo del borde de las pestañas, la cicatriz que se produce no tracciona apenas del párpado inferior hacia abajo y no corta el músculo orbicular por lo que se da menos ectropión (descolgamiento del párpado) del mismo, y queda oculta dentro del párpado, no siendo por tanto visible. Hay mayor riesgo de sangrado intraoperatorio y mayor dificultad técnica.

No permite resecar piel del párpado inferior, por lo que si hay mucho exceso  cutáneo es necesario realizar una cicatriz externa bajo las pestañas para resecarla.

 

¿Cómo cambia la forma del ojo si hay una extirpación excesiva de piel en el párpado inferior?

En manos poco expertas, si se produce una extirpación excesiva de piel en un párpado inferior laxo, se puede originar un ojo con forma redondeada, siendo visible la conjuntiva, y dando una aspecto  al rostro del paciente  de tristeza y cansancio. Además la exposición corneal durante el sueño, por no poder cerrar adecuadamente los ojos puede originar úlceras o conjuntivitis.

 

¿Cómo se puede evitar un ojo redondo tras una blefaroplastia?

Asociando en aquellos pacientes que tengan el párpado inferior laxo un procedimiento de cantopexia, que consigue suspender  y tensar la parte externa de los párpados (canto externo), rasgando ligeramente el ojo.

 

¿Qué efectos tiene la blefaroplastia o resección de tejido del párpado superior  sobre la posición de las cejas?

 La mayoría de las personas que acuden para ser sometida a cirugía del párpado superior presenta además una ptosis de las cejas (posición de las mismas descendida en mayor o menor medida) y la compensan contrayendo el músculo frontal (en la frente) para elevarlas y tener un campo visual mayor. En todas estas personas la posición de las cejas desciende aún más tras una blefaroplastia superior. Por lo tanto, hay que hacer una evaluación cuidadosa de cada paciente antes de la cirugía, para decidir si es necesario realizar también un procedimiento que eleve la posición de las mismas como un lifting de las cejas o lifting temporal.

 

¿En qué casos está indicada la resección directa de la piel del párpado inferior?

Con frecuencia, algunos pacientes requieren la resección directa de cantidades variables de piel del párpado inferior,  porque tiene verdadero exceso cutáneo. Es importante limitar esta resección para evitar el descenso del párpado inferior o la forma de ojo redondeado. Este problema ocurrirá con frecuencia si no se asocia en la intervención un procedimiento de cantopexia.

Debe advertirse a todos los pacientes sobre la imposibilidad de eliminar por completo las arrugas del párpado inferior, especialmente al sonreir. Con frecuencia , algún tipo de corrección superficial, ya sea con técnicas de láser o con exfoliación química, puede ser el tratamiento preferido para estas arrugas finas.

Sólo en raras ocasiones es necesario resecar más de unos cuantos milímetros de piel en el párpado inferior.

Formulario de consultas

Datos de contacto

Cirugía Plástica Castro Veiga
C/ Claudio Coello, nº 88, 1ºD
28006 Madrid (España)
Teléfonos. +34 91 277 78 42
+34 662 643 237
+34 901 02 18 00 (fax)
info@doctoracastro.es
Web Doctora Castrowww.doctoracastro.es