Sobre nosotros
Especialista en Cirugía Plástica DOCTORA CASTRO

Porque cada uno es un mundo

Método de trabajo

Para curar hay que diagnosticar

Y en cirugía plástica, sobre todo la dedicada a la estética, además de diagnosticar hay que tener en cuenta el ideal de belleza del paciente, su sentido del gusto, sus deseos.

Pero en cualquier caso, sin olvidar que para corregir una alteración física, bien sea congénita o adquirida por un traumatismo, una infección, una cirugía previa o el proceso de envejecimiento; primero un especialista en cirugía plástica debe diagnosticar que es lo que se ha desarrollado mal, o lo que se ha dañado o que cambios del envejecimiento han alterado la estructura. Para luego resolverlos.

Para obtener todos estos datos es esencial realizar una historia clínica detallada, una exploración exhaustiva del área que vamos a tratar, observando la calidad de la piel, las cicatrices antiguas, la complexión corporal, la funcionalidad de ese órgano y por supuesto, para apoyar esas observaciones es imprescindible un estudio fotográfico que nos permita valorar esa zona con detenimiento, en distintos perfiles e incluso ampliada. Esto nos va a permitir individualizar los tratamientos.

Confía únicamente en un Médico Especialista en Cirugía Plástica, Estética y Reparadora

Pero más importante aún es escuchar al paciente cuando nos relata sus inquietudes y sus deseos. Y hay que escucharle de un modo crítico para aconsejarle después acerca de los objetivos que son realizables y aquellos deseos que hoy por hoy no se pueden conseguir con una cirugía, o bien no son recomendables en su caso.

Es el paciente el que tomará de forma consensuada con su médico especialista en cirugía plástica muchas de las decisiones, asumiendo los objetivos de la intervención y también sus complicaciones.

Informaremos al paciente de los posibles riesgos, sin dejarnos arrastrar por él a realizar intervenciones que a largo plazo puedan suponer más un problema que una solución, y tratando de ser muy claros en nuestras explicaciones para que la toma de decisiones pueda hacerse con el paciente bien informado.

Y como a veces las dudas son muchas, nuestros pacientes tendrán una segunda consulta previa a la intervención para terminar de aclararlas, firmar los consentimientos, recibir las instrucciones para su ingreso hospitalario y hacer una prueba de volumen en el caso de cirugías mamarias que requieran implantes.

Además como la anestesia crea muchas incertidumbres, todos los pacientes pasarán una consulta de Anestesia previa a su intervención donde se revisarán sus pruebas preoperatorias y se resolverán sus dudas.

especialista en cirugía plástica

Gestionamos cualquier cosa que necesite para su cirugía

  • Realización de pruebas analíticas.
  • Realización de pruebas de imagen diagnóstica (Ecografías, mamografías, RNM…)
  • Estudio anatomopatológico de las lesiones extirpadas.
  • Alojamiento para el paciente o su familia si viene de fuera de Madrid.
  • Transporte al hospital o a su domicilio tras el alta hospitalaria.
  • Cirugías combinadas con otros especialistas.
  • Prendas de compresión postoperatoria.

Todas las cirugías se realizan en el hospital Nisa Pardo de Aravaca, ambulatoriamente, en hospital de día o con ingreso hospitalario. En el caso de permanecer ingresado un acompañante podrá estar con usted.

Localización permanente telefónica las 24 horas tras el alta, porque sabemos que a veces te pone nervioso la posibilidad de una complicación o duda en el fin de semana, podrás llamarnos en cualquier momento.

Las revisiones se realizarán en consulta, así como la cura de las cicatrices. Estas revisiones se irán espaciando a medida que el postoperatorio avance, pero siempre podrás citarte si lo crees conveniente para resolver cualquier interrogante.

Y aunque el tiempo ayuda mucho en la recuperación tras una intervención, nosotros creemos en una terapia de recuperación postoperatorio más activa, adaptando las últimas técnicas de masaje tanto a la preparación de la piel preoperatoriamente como al tratamiento del edema postoperatorio mediante drenaje linfático.