Tratamientos
Lipofilling DOCTORA CASTRO

Lipofilling

Lipofilling
El lipofilling es el proceso por el que se utiliza la grasa corporal extraída del propio paciente, para que una vez tratada y reinyectada, aporte volumen a otras zonas corporales.

Para su obtención es necesario realizar una liposucción de mayor o menor volumen según sea el defecto a tratar.

La grasa así obtenida es procesada para purificarla mediante diferentes métodos (filtrado, decantación o centrifugación principalmente), de manera que eliminemos todos los detritus celulares (células sanguíneas, tejido conectivo, grasa libre) y obtengamos un tejido rico en adipocitos (células grasas), que una vez inyectado, dará volumen a la zona y mejorará la calidad de la piel.

El resultado obtenido será natural, indetectable y definitivo.

Las aplicaciones en cirugía plástica son múltiples tanto a nivel facial como corporal, en estética o reparadora.

Indicaciones más habituales:

Relleno de las arrugas faciales con grasa propia

-Reposición de los volúmenes (pómulos, mejillas, cejas, arco mandibular)

-Aumento de labios definitivo

-Mejora del dorso de las manos

La grasa constituye un magnífico material de relleno natural con el que realizaremos un rejuvenecimiento facial de forma definitiva. Una vez injertado parte del volumen colocado se reabsorberá, pero el restante prenderá y permanecerá en la zona inyectada de forma indefinida.

Además gracias a las células madre presentes en la grasa, la calidad de la piel y su hidratación mejorarán considerablemente. Como es un tejido propio no se producirán reacciones a cuerpo extraño ni rechazos.

La utilizamos para realzar la cola de la ceja, redibujar el arco mandibular, corregir el hundimiento del surco lagrimal, los nasogenianos y las marionetas y dar más volumen a los pómulos, el mentón o los labios. Igualmente dará espesor al dorso de las manos disimulando la esqueletización que ocurre con el envejecimiento.

-Aumento de pecho

-Aumento de glúteos

-Aumento de gemelos

También podemos utilizar un injerto de grasa autóloga para dar volumen a zonas corporales como la mama, los glúteos o los gemelos.

En estos casos se puede hacer un lipofilling de forma aislada, obteniendo un incremento de volumen limitado y siendo necesario en ocasiones la realización del procedimiento en varias sesiones,

o bien, combinado con la colocación de un implante que de el volumen fundamental a la zona y utilizar el injerto graso para disimular los bordes de la prótesis o dar más volumen en zonas localizadas, mejorando así el resultado.

Además, la zona donante de la grasa perderá volumen por lo que estaremos mejorando todo el contorno corporal en la misma intervención.

-Corrección de defectos postquirúrgicos

-Corrección de defectos congénitos

-Corrección de defectos postraumáticos 

Otra de las grandes aplicaciones del lipofilling es su uso para corregir asimetrías o irregularidades del contorno facial o corporal, debidos tanto a una cirugía previa como a un traumatismo o a una malformación congénita.

Tras una cirugía pueden ser realizados para corregir:

-Un doble surco tras cirugía de aumento mamario

-Una asimetría facial tras un lifting

-Un hundimiento tras  una liposucción

-Reconstrucción mamaria post cuadrantectomía o mastectomía

-Reconstrucción tras cirugías oncológicas de partes blandas

Enfermedades congénitas como:

-Atrofia facial

-Síndrome de Poland

-Hipoplasia corporal

-Atrofia gemelar asimétrica

-Asimetrías mamaria

O secuelas postraumáticas:

-Pérdidas de tejido tras accidentes, quemaduras o electrocuciones.

La intervención se realizará con anestesia local, epidural o general en función de la cantidad de grasa que sea necesario extirpar y del número de zonas en las que deba ser inyectada.

El procedimiento inicialmente es igual que una liposucción convencional permitiendo corregir en la misma intervención los acúmulos de grasa que afean el contorno corporal.

La zona en la que se realiza la extracción de grasa (“zona donante”) presentará inflamación y hematomas en el postoperatorio inmediato, debiendo ser comprimida entre 2 semanas y 1 mes con una faja para favorecer la adaptación de la piel al nuevo volumen.

La grasa una vez extraída se centrifuga para eliminar el suero, y los adipocitos se inyectan en las zonas en que se desee lograr más volumen, corregir depresiones o irregularidades, atenuar las arrugas o mejorar la calidad de la piel.

Un porcentaje variable de esta grasa inyectada se reabsorberá en el postoperatorio inmediato pero el resto permanecerá de forma definitiva en la zona siendo modificada únicamente por las variaciones de peso.

La zona inyectada también puede presentar inflamación que desaparecerá en unos días.

Las molestias de la intervención son muy bien toleradas tomando analgésicos por vía oral cuando se precise.

Por esta razón en algunas ocasiones es necesaria una segunda intervención para afinar en la simetría o dar más volumen a la zona tratada en el caso de grandes volúmenes de relleno.

También es recomendable que una vez operado usted mantenga un peso más o menos estable.

El mismo proceso es adecuado para aumentar pómulos, labios, mentón, glúteos, mamas de forma natural y definitiva.

Permite disimular depresiones faciales y corporales y mejorar la armonía con un tejido propio que no producirá rechazos ni reacciones a cuerpo extraño.

Formulario de consultas

Datos de contacto

Cirugía Plástica Castro Veiga
C/ Claudio Coello, nº 88, 1ºD
28006 Madrid (España)
Teléfonos. +34 91 277 78 42
+34 662 643 237
+34 901 02 18 00 (fax)
info@doctoracastro.es
Web Doctora Castrowww.doctoracastro.es