La Dra. María José Castro Veiga, especialista en cirugía plástica, estética y reparadora nos habla sobre los tipos de prótesis mamarias para el aumento de senos.

Tipos de prótesis mamarias

Cuando realizamos un aumento mamario utilizamos dos tipos de implantes:

  • Implantes anatómicos: con forma de gota, que van a mantener y respetar la anatomía de la mama, haciéndola lo más natural posible.
  • Implantes redondos: son semiesferas con mayor o menor proyección, lo que nos va a dar un resultado más natural o menos natural. Cuanto más plana sea la prótesis redonda más naturalidad va a tener, en cambio, cuanto mayor proyección tenga más exagerada va a ser por la parte superior, alejándose de la mama natural.

En general consideramos que la naturalidad y el resultado óptimo lo va a dar prácticamente siempre la prótesis anatómica. Pero hay algunos casos de mamas con malformaciones como mamas tuberosas o mamas en pacientes en los que no existe prácticamente desarrollo de tejido mamario donde va a ser imprescindible el uso de implantes redondos para obtener un resultado adecuado.

El resto de las pacientes que tienen tejido mamario, más o menos abundante, podrán tener un resultado natural con una prótesis redonda, siempre que mantengamos un volumen y proyección moderada.

Cubierta de los implantes mamarios

La cubierta de los implantes que utilizamos es normalmente de silicona, nosotros preferimos los implantes rugosos y texturizados alejándonos de los implantes lisos, ya que se ha comprobado que producen más contracturas capsulares en los pacientes.

Prótesis texturizadas o rugosas: La texturización se realiza sobre una prótesis lisa. Normalmente se hace por inyección de sal o de azúcar y lo que se crea es unas irregularidades en la cubierta que van a hacer que la prótesis se adhiera al tejido.  En las prótesis anatómicas es fundamental la texturacización, ya que si no se darían la vuelta. En las prótesis redondas la texturización es menos importante porque no nos importa que se giren ya que no cambian la forma del pecho.

Contenido de los implantes mamarios

El contenido es siempre el mismo, gel cohesivo de silicona. Aún con una rotura el gel mantiene la forma lo que no transmite una gran seguridad, ya que la migración del gel es muy complicada. Si hacemos una detención precoz de la rotura, que se hace con un seguimiento anual de los pacientes bajo visión ecográfica, podremos retirar la prótesis y colocar una nueva sin ningún problema.

Prótesis B-Lite

Prótesis que tienen una ligereza del 30% con respecto al resto de casas comerciales para los mismos centímetros cúbicos (Pesa un 30% menos en gramos). Son prótesis bastante nuevas, llevan en el mercado alrededor de dos años, lo que asusta un poco a los pacientes. Sin embargo su cubierta está fabricada por Politec, conocido por todos los cirujanos plásticos.

Esta casa comercial se diferencia en el relleno, el gel, patentado por la empresa Blite tiene unas microesferas de borosilicato inyectadas dentro del gel de silicona, que van hacer que la prótesis sea más ligera de lo que estamos acostumbrados.

Estas prótesis B- Lite están indicadas para pacientes con pieles muy finas, que se tienen que realizar una mastopexia o en pacientes muy deportistas.

En general todas las pacientes se podrían beneficiar de esta prótesis pero actualmente es una de las más caras del mercado y la reservamos para este tipo de casos.

Cohesividad de los geles

En cuanto a los geles existen cohesividades diferentes. Cuanto más blando es el gel, más natural es el tacto, pero más facilidad tienen las prótesis para producir ondulaciones, lo que conocemos como rippling.

En definitiva estos son los diferentes tipos de prótesis mamarias y sus características. Para cualquier tipo de información relacionada con la cirugía mamaria ponte en contacto con nuestra clínica.