El postoperatorio es una de las cosas que más preocupan a los pacientes que se someten a alguna cirugía plástica. Principalmente preguntan por el dolor, la inflamación y los hematomas porque en muchas ocasiones son aspectos fundamentales para la reincorporación a su vida cotidiana. Por eso, en nuestra clínica contamos con los tratamientos más innovadores, que sumados a nuestra experiencia, permiten a los pacientes tener una recuperación más rápida y cómoda.

Descubre la HILOTERAPIA: nuevo tratamiento Post-Cirugía

En nuestra clínica de Cirugía Plástica Castro Veiga, hemos incorporado la hiloterapia, un nuevo tratamiento térmico que favorece la curación del daño tisular, alivia el dolor y reduce por tanto la necesidad de medicación analgésica tras intervenciones quirúrgicas que provocan hinchazón, hemorragia, edema e inflamación.

¿Qué es? ¿Para qué se utiliza?

La Hiloterapia es un tratamiento terapeútico isotérmico mediante temperatura ajustable con precisión, que favorece la curación del daño de los tejidos.

Se emplea para intervenciones quirúrgicas, lesiones y enfermedades crónicas que provocan hinchazón, hemorragia, edema e inflamación. También alivia el dolor, y reduce por tanto la necesidad de medicación analgésica.

¿Cómo funciona la Hiloterapia?

Este tratamiento innovador actúa en las zonas corporales afectadas aplicando una temperatura constante en función de la prescripción médica, por medio de los diferentes accesorios anatómicos (ver imágenes abajo) donde circula el agua en un circuito cerrado a la temperatura elegida.

Esta temperatura puede ajustarse dentro de un rango comprendido entre +10ºC y +35ºC (seleccionada con precisión de un grado centígrado).

Hiloterapia

La zona intervenida deja de recibir el oxígeno necesario para la regeneración y recuperación, debido a esto se produce un déficit de oxígeno que dificulta la curación. La hiloterapia reduce esas necesidades de oxígeno, de tal forma que con la cantidad que llega a los tejidos es suficiente para su regeneración.

Beneficios de la hiloterapia en el postoperatorio

Entre los beneficios de utilizar el tratamiento de hiloterapia durante el periodo de postoperatorio encontramos:

  • Mayor confort durante el postoperatorio
  • Reduce molestias y dolor
  • Propiedades antiinflamatorias
  • Reducción del sangrado de la zona
  • Evita los hematomas
  • Ayuda a la regeneración del tejido
  • Reduce el tiempo de recuperación

¿Cuándo se recomienda su utilización?

La hiloterapia se emplea para minimizar las molestias de las intervenciones quirúrgicas que provocan inflamación, edema e hinchazón.

Después de intervenciones quirúrgicas tales como rinoplastias, liftings, blefaroplastias donde se producen edemas faciales o en mamoplastias de aumento, mastopexias y reducciones mamarias donde se produce una gran inflamación e hinchazón.

Los primeros días postoperatorios son claves para la buena recuperación. Usando este tratamiento inmediatamente después de la cirugía, se reduce significativamente la inflamación, el edema y la posterior formación de hematomas.

Desde que hemos incorporado la hiloterapia en el tratamiento postoperatorio de nuestros pacientes, hemos observado una notable disminución de la inflamación, y con ello, del dolor postoperatorio, y una más rápida incorporación a la vida normal.

HILOTERAPIA vs HIELOTERAPIA

Por todos es conocido que el frío disminuye la inflamación después de un traumatismo o una intervención quirúrgica, de ahí el uso de hielo en la zona tras esos episodios. La hieloterapia consiste en aplicar hielo en las zonas afectadas para disminuir la inflamación, evitar los hematomas y el hinchazón.

La principal ventaja de la hiloterapia frente al uso de hielo es que durante las primeras horas tras la cirugía la temperatura corporal no baja demasiado, permitiendo la regeneración de los tejidos y controlando a la vez la inflamación. Con este tratamiento conseguimos mantener una temperatura constante a los grados programados sin llegar a congelar ni enfriar demasiado la zona. Mientras que con la hieloterapia no podemos controlar la temperatura a la que se ven expuestos los tejidos.

Otros tratamientos durante el postoperatorio

Como ya hemos comentado, cualquier intervención quirúrgica necesita un periodo postoperatorio adecuado de reposo. Durante este tiempo es habitual encontrar inflamación. Para controlarla, además de la hiloterapia, solemos recomendar un tratamiento de fisioterapia postoperatoria mediante masajes de drenaje linfático. Se trata de un tratamiento de drenaje manual que va a ayudar a la eliminación de líquidos por los ganglios linfáticos, consiguiendo que la inflamación se resuelva lo antes posible. Además, con estos masajes se consigue un mayor confort para el paciente.

¿Quieres saber más sobre los beneficios de la hiloterapia tras la cirugía? ¡Pregúntanos! Aclararemos todas tus dudas.