El estrés del día a día, las condiciones ambientales que nos rodean, la exposición solar, los malos hábitos alimenticios… Todos estos factores perjudiciales afectan a nuestra piel. Si a esto sumamos el paso del tiempo, es normal que comiencen a aparecer en nuestro rostro los primeros signos del envejecimiento, tales como arrugas, líneas de expresión o flacidez. Todo ello se ve afectado por la pérdida de colágeno.

A medida que perdemos esta sustancia comienzan a aparecer manchas en la dermis, laxitud, surcos, etc. Sin embargo, existen formas con las que contribuir a la producción de esta importante proteína, prolongando sobremanera su vida útil y, con ello, tu juventud y belleza.

Pero, ¿qué es exactamente el colágeno? ¿Para qué sirve? ¿Cuáles son sus beneficios? Empecemos por el principio. ¡Continúa leyendo!

¿Qué es el colágeno?

El colágeno es una proteína muy importante en el organismo, ya que representa aproximadamente un cuarto del total de las proteínas que tenemos. Y es que el colágeno no solo se encuentra en la piel, también está presente en los huesos, tendones, ligamentos y otros tejidos; de ahí que sea tan importante para nuestra salud. Se trata de una sustancia muy vinculada al estado de nuestra piel.

Su función consiste en la formación de las fibras colágenas a partir de las cuales se crean las estructuras del organismo; es decir, actúa como “pegamento” dando soporte al resto de estructuras corporales, en la cohesión de tejidos y sistemas. Es el responsable del grado de firmeza y elasticidad de la piel: y cumple un papel esencial en su hidratación.

¿Para qué sirve? Los efectos del colágeno en nuestro organismo

El cuerpo produce colágeno de forma natural, pero llega un momento en que el organismo pierde la capacidad de generarlo. Con el paso de los años, el ritmo de producción de colágeno decrece. Se calcula que a los 40 años el cuerpo produce casi la mitad de colágeno que en la adolescencia.

Esta reducción en los niveles de producción provoca, entre otras cosas, la pérdida de elasticidad y flexibilidad de la piel, dolores en las articulaciones y músculos, osteoporosis, deterioro en la vista, deficiencias circulatorias, molestias en dientes y encías, etc.

Es decir, nos encontramos ante el deterioro propio de la vejez.

Usos del colágeno en medicina estética

Son muchas las personas que cuando notan más flacidez en la piel del rostro, párpados o pómulos, recurren a tratamientos de medicina estética que prometen la regeneración de colágeno. Existen diferentes formas de aportar colágeno a la piel:

Cosméticos. Actualmente existen muchos cosméticos que incluyen colágeno, cuyo objetivo es ayudar a la epidermis a mantenerse hidratada, limpia y libre de elementos agresivos como la polución y otros factores ambientales. Pero estos productos no penetran en las capas más profundas de la piel, más allá de los poros. Y, en consecuencia, no aportan el colágeno necesario para que sean efectivos.

Mesoterapia. La mesoterapia es un tratamiento antiaging que actúa biológicamente y de manera global sobre las consecuencias del envejecimiento. Se realiza administrando multiinyecciones en la dermis superficial, con un cóctel de vitaminas entre las que se incluye el colágeno. Al tratarse de un tratamiento inyectable revitaliza y estimula el tejido desde el interior de forma progresiva, fomentando la producción de colágeno natural.

Suplementos alimenticios. El colágeno como complemento alimenticio se puede tomar solo o combinado con un cóctel de vitaminas. Estas soluciones se suelen digerir disueltas en agua. Tomarlo puede proteger y regenerar articulaciones; aliviar el dolor de diversas patologías articulares; fortalecer músculos y huesos e, incluso, mejorar la elasticidad de la piel, retrasando los signos del envejecimiento.

Dentro de los complementos alimenticios en nuestro centro recomendamos COLAGEN PREMIUM: mucho más que colágeno. Es el único tratamiento que combina colágeno hidrolizado con otras vitaminas para ayudar a tu cuerpo a generar colágeno y maximizar sus beneficios. Te dejamos aquí más información sobre este interesante producto.

Beneficios que nos aporta el colágeno

El colágeno nos aporta gran variedad de beneficios, no solo en cuanto a belleza se refiere, sino también a nuestra salud.

  • Previene el envejecimiento de la piel
  • Combate la flacidez en procesos de adelgazamiento
  • Fortalece huesos, cabello y uñas
  • Aumenta el tono y masa muscular
  • Previene la fatiga
  • Da elasticidad a tendones, ligamentos y cartílagos
  • Aumenta la densidad ósea y fortalece las arterias
  • Suaviza las arrugas y líneas de expresión
  • Endurece y fortalece las uñas
  • Evita la caída excesiva del cabello y hace que crezca más sano y fuerte

No podemos detener el avance del tiempo, pero sí podemos retrasar sus efectos. El aporte extra de colágeno nos permite conseguir un aspecto más joven. Pero las necesidades y circunstancias de cada uno de nosotros son diferentes. Antes de nada, es importante que consultes a un especialista, que resuelva tus dudas y te recomiende el tratamiento más adecuado. ¡No esperes más y consulta con la Dra Castro Veiga cuál es el método más efectivo para ti!