Cuando hablamos de cirugía estética o plástica, una de las preocupaciones más comunes y que suscita más dudas entre los pacientes es sin duda la relacionada con las cicatrices. Esto es algo que no es de extrañar ya que cuando una persona viene a consulta quiere mejorar alguna parte de su cuerpo o estética facial y lo que menos quiere es una antiestética cicatriz que afecte a cómo se ve y cómo le ven los demás.

En el caso de la cirugía de la liposucción esta preocupación no es una excepción e incluso puede verse acrecentada por el tipo de zonas a tratar, ya que en muchas ocasiones pueden ser muy visibles, como es el caso del abdomen, o en otras no tanto como puede ser el caso de la zona interior de los muslos o cartucheras.

En nuestra clínica somos conscientes de estas dudas y preocupaciones y es por ello que hoy hemos querido detenernos y explicarte detenidamente cómo pueden ser las cicatrices derivadas de la liposucción y si de verdad es algo de lo que deberías estar o no alerta, o si incluso puede ser un factor que te afecte a la hora de tomar la decisión o no de realizarte la cirugía. ¡Esperamos que te ayude!

¿Cómo son las cicatrices asociadas a una liposucción?

En la liposucción tradicional las cicatrices vienen asociadas a las incisiones necesarias para la introducción de lo que conocemos como cánulas.

Estas cánulas son un utensilio quirúrgico de muy poco milímetros de tamaño (0,3 – 0,4 mm) que nos permitirán aspirar la grasa sobrante y obtener el resultado deseado. Como ves se tratan de unas herramientas de muy poco tamaño y, por lo tanto, las incisiones derivadas de las mismas, objeto posterior de la cicatriz, son también muy pequeñas. 

Así que después de la operación, no tenemos por qué tener miedo, podemos esperar una cicatriz muy pequeña y muy sútil en la zona o zonas en la que se ha usado este instrumento.

Por otro lado, debemos destacar, que hay ocasiones en las que en clínica tenemos que trabajar con alguna máquina que tiene unida alguna clase de fibra, lo que puede hacer que la cicatriz acabe siendo un poco más grande, no obstante no llega al medio centímetro ni al centímetro de tamaño.

¿Pueden existir complicaciones con las cicatrices de una liposucción?

Como toda clase de cirugía, la liposucción sí que puede tener algún riesgo asociado a una mala cicatrización, no obstante es importante aclarar que se da en muy raras ocasiones y, debido a lo pequeño de la cicatriz, esta cicatrización se suele desarrollar de manera correcta.

Entonces, cómo hemos ido comentando a lo largo del artículo, la marca es mínima, muy pequeña, pero sí que es verdad que hay que realizar varias incisiones y en distintas zonas, por lo cual no todas van a cicatrizar exactamente igual y se puede dar la situación de que alguna se engruese un poco.

No obstante, y aún dándose el último caso antes mencionado, las cicatrices se pueden recuperar sin problemas a través de parches de silicona y cremas que ayuden a la cicatrización cutánea.

¿Cómo quedarán las cicatrices de la liposucción con el paso del tiempo?

Las incisiones que realizamos para la liposucción son muy pequeñas y las realizamos en zonas muy discretas para que se aprecien lo menos posible, es por ello que el resultado es prácticamente imperceptible con el tiempo.

Una vez pasada la inflamación por la cirugía y todo el proceso postoperatorio, sin duda no tendrás por qué preocuparte de la cicatriz y con el paso de los años será incluso difícil encontrar donde se realizaron las incisiones por la operación.

Consejos para una correcta cicatrización tras la liposucción

Para ayudar en una buena cicatrización y que esta incluso se desarrolle a mayor velocidad, existen una serie de acciones que podemos realizar:

  • Para obtener la mejor cicatrización, el paciente tiene que hidratarse bien la piel antes y después de la cirugía. Lo puede hacer con crema hidratantes, aceites especiales o aloe vera.
  • Hay que proteger la piel y las cicatrices con protector solar, por lo menos, durante el primer año tras la intervención. Se recomienda usar protector solar aunque el clima esté nublado o lluvioso.
  • Masajear la cicatriz es fundamental para suavizar los tejidos y que la cicatriz quede plana. Un constante masaje sobre la cicatriz puede lograr un efecto como de planchado sobre la misma, haciendo que al tacto y a la vista quede lisa, uniforme y plana. Recomendamos hacer estos masajes con cremas hidratantes, para que el resultado sea mucho mejor.

La liposucción es una excelente cirugía para eliminar la grasa localizada y que deja cicatrices prácticamente imperceptibles. Si crees que puede ser tu solución a un problema que sufres y que quieres solventar, la Dra. Castro Veiga estará encantada de poder ayudarte con un equipo profesional y garantía de éxito ¡No dudes en contactarnos!