A la hora de decidirse a dar el paso de someternos a una liposucción pueden surgir un sinfín de preguntas sobre el procedimiento, el proceso postoperatorio, las posibles molestias, cicatrices… Ahora puedes solventar todas ellas antes de empezar la cirugía.

Antes de nada para tenerlo claro ¿En qué consiste la liposucción?

El término “liposucción” significa “aspiración de grasa” consiste básicamente en eliminar el tejido adiposo en determinadas localizaciones del cuerpo mediante la aspiración del mismo a través de la inserción de una cánula conectada a un aspirador. ¿Resultado? Conseguimos eliminar la grasa localizada en aquellas zonas de nuestro cuerpo en las que dieta y ejercicio no terminan de ser efectivas, dando una solución definitiva y mejorando la figura.

Cabe destacar que se trata de un proceso quirúrgico, por lo cual precisa de un quirófano adecuadamente equipado y de un equipo especializado y formado para poder desarrollarlo con todas las garantías de seguridad.

Todo lo que necesitas saber sobre la liposucción

Una vez aclarado en qué consiste el procedimiento, ya estamos listos para conocer las preguntas más relevantes relacionadas con el mismo que suelen surgir en los interesados por esta cirugía:

¿Existe algún caso en el que no pueda realizarse una liposucción?

Sí, existen casos para los cuales esta cirugía no estaría indicada y no sería recomendable realizarla:

  • Cuando el paciente tiene patologías graves y por lo tanto existe un riesgo quirúrgico muy alto (anemia, problemas cardio pulmonares…).
  • Cuando hay un volumen muy grande a extraer, en nuestra clínica recomendamos dividir la cirugía en dos. Esto se debe a que la pérdida de sangre será muy grande y también por el desequilibrio de los líquidos corporales que pueden provocar grandes problemas en el postoperatorio.
  • Cuando una persona tiene muchos problemas en el aparato circulatorio, ya que, por ejemplo, cuando se dan insuficiencias importantes en las piernas, es posible que empeoren con la liposucción.
  • Cuando el paciente tiene expectativas poco realistas. A veces los pacientes demandan liposucciones muy grandes y resultados alejados de la realidad que no son posibles de obtener con esta cirugía.

¿La liposucción es apta para hombres y mujeres? ¿Se aplica de la misma manera o hay cambios según el sexo?

La liposucción es una operación perfectamente apta para hombres y mujeres, no obstante sí que es cierto que existen ciertas diferencias.

Los hombres, en esta operación, tienen ventaja, dado que tienen una piel de mejor adaptación, en general. No tienen embarazos por lo que la liposucción abdominal suele tener mejores resultados y tienen una grasa más dura, por lo que los paquetes grasos son más difíciles de extraer y en su caso se suele asociar más no tanto una cirugía convencional y sí más a una lipoláser o lipovaser.

La forma de actuación en ambos sentidos es muy similar, pero en caso de hombres, como lo dicho anteriormente, se les suele asociar más una liposucción con láser o vaser.

¿Cuándo se aprecian los resultados de una liposucción? ¿Es de forma inmediata?

La liposucción, como cualquier cirugía, necesita un periodo de recuperación, que va a ser variable en función de las zonas tratadas, en función de la grasa extraída y en función de la calidad de los tejidos del cuerpo.

¿Qué se aprecia inmediatamente después de una liposucción? Existe una inflamación, puede haber hematomas y existe un endurecimiento por la fibrosis de cicatrización.

Las personas que pueden apreciar mejores resultados inmediatamente después de la cirugía son aquellas a las que les hemos quitado mucho volumen con la liposucción, ya que, aunque exista inflamación, no va a compensar esa gran pérdida de volumen que ha habido. Lo que hace que esas pacientes ya aprecien resultados justo después de la cirugía, aunque no se vayan a ver todo lo bien que estarán tras pasar el periodo de recuperación necesario tras las operación.

¿La liposucción tiene resultados definitivos?

Por regla general los resultados obtenidos son definitivos. Cuando se realiza una liposucción lo que se hace es aspirar la grasa en una zona en la que había en exceso y dejar un porcentaje de células grasas menor del que había. Ese porcentaje de grasa desde luego puede engordar, son adipocitos, que están vivos, y absorberán la grasa sobrante, no obstante, como hay menos de los que había antes, van a engordar en la misma proporción que las otras partes de nuestro cuerpo.

Por lo que ese abultamiento o ese cúmulo de grasa que hemos extraído no vuelve a aparecer.

Se puede considerar una técnica de baja cicatrización y muy definitiva, así que en este aspecto sin duda no te debes de preocupar.

¿Qué diferencias existen entre liposucción y lipoescultura?

La liposucción y la lipoescultura se basan en el mismo principio, que sería la extracción de la grasa localizada, a través de cánulas, para darle el contorno deseado al cuerpo. No obstante, con la lipoescultura, hacemos uso de parte de esa grasa extraída para inyectarla en aquellas zonas de nuestro cuerpo a las que nos interesa dar más volumen. Por lo cual “esculpimos” el cuerpo según nos interesa.

Descubre más información en nuestro artículo: liposucción, lipoescultura y lipolaser, todas las diferencias.

¿Cuál es la mejor época del año para hacerse una liposucción?

Teniendo en cuenta que el desarrollo de una liposucción conlleva obligatoriamente al uso de una faja que mejore la compresión de los tejidos y por lo tanto haga que la piel se adapte mejor, siempre es recomendable hacerla en épocas en las cuales no haga calor. Además, esto también ayudará a una menor inflamación y una mejor circulación.

Descubre más información en nuestro artículo: ventajas de la liposucción en invierno

¿En qué zonas del cuerpo se puede realizar una liposucción?

Una liposucción se puede realizar en aquellas partes del cuerpo en donde exista grasa sobrante, donde exista lo que conocemos como lipodistrofia.

Las zonas más comunes en las que se realiza esta cirugía serían: papada o cuello, brazos, abdomen, muslos o parte interior de los muslos, pubis, glúteos, cartucheras, flancos y parte de la espalda, rodillas y tobillos o pantorrillas.

Descubre más información en nuestro artículo: ¿Qué zonas se pueden tratar en una liposucción?

¿Se puede realizar una liposucción teniendo ya implantes mamarios?

Sí es posible realizarlo, pero es muy peligroso porque el riesgo de pinchar la prótesis es grande, y sobre todo en las zonas en las que no está cubierta la prótesis.

Si la prótesis se encuentra en un plano submuscular puede ser más fácil realizar una liposucción, no obstante no es recomendable ya que, aún habiendo mayor protección, se pueden pinchar sin saber los implantes en la cirugía.

Teniendo lipedema ¿Se puede realizar cualquier tipo de liposucción?

Con el lipedema debemos evitar todas las máquinas que calientan los tejidos, porque el lipedema provoca un problema importante a nivel circulatorio y de cúmulo de líquidos que empeorará con esa aplicación de calor.

Por lo tanto, ¿Qué tipo de liposucción se puede realizar en este caso? La liposucción convencional sería la indicada y estarían descartadas la liposucción con láser y el lipo vaser.

¿La liposucción es una intervención dolorosa? ¿Qué puedo esperar cuando pase la anestesia?

La liposucción no es una intervención demasiado dolorosa en general, el dolor depende un poco de la zona en la que estamos trabajando. Son más dolorosas las zonas del flanco y espalda que las piernas por ejemplo, que prácticamente no duelen.

A esto hay que añadir que también depende de qué tipo de liposucción hemos realizado. La liposucción con láser es más dolorosa que la liposucción tradicional, ya que al realizar la operación con láser realizamos un pequeña quemadura en la parte interna de la piel que va a producir una mayor inflamación y más molestias postoperatorias.

Por lo cual el dolor relativo a la liposucción es variable y depende del paciente, de las zonas, del tipo de cirugía que hagamos, pero es muy tolerable y lo bueno que tiene es que las cicatrices son muy pequeñas y podemos movernos con bastante soltura y sin muchas molestias.

¿Es recomendable una segunda liposucción solo para detallar lo que no quedó bien en la primera?

Una segunda liposucción después de una primera es bastante frecuente, ya que esta es una operación que los profesionales de la cirugía realizamos “a ciegas”, al tacto, infiltrada (infiltramos suero para disolver la grasa) y con el paciente tumbado, por lo que no es extraño que posterior a la liposucción pueda quedar alguna zona algo irregular o asimétrica y que se puede solucionar muchas veces con un pequeño retoque en una segunda intervención.

Por lo que no hay riesgos añadidos al realizar una segunda liposucción y es factible si el paciente considera que la zona puede necesitar de cierto retoque para mejorar la anterior operación realizada.

¿Qué tipos de masajes son los que más ayudan en el postoperatorio de la liposucción?

El tipo de masaje que mejor funciona es el masaje linfático manual. Un masaje dirigido a mejorar el drenaje de los líquidos, o dicho de otra manera, a que ese edema inflamatorio que se ha producido se vaya absorbiendo por los ganglios linfáticos y eliminando del cuerpo. Además, mejora la sensaciones del paciente tras la cirugía porque mejora la inflamación y son masajes muy suaves y no duelen, lo cual es uno de los temores de los pacientes tras la cirugía.

Luego, una vez la zona se va cicatrizando, se pueden asociar masajes más profundos que se dirigen fundamentalmente a mejorar la fibrosis en las zonas donde se producen adherencias o empastamientos, permitiendo movilizar los tejidos y mejorar esa fibrosis.

¿Cuánto tiempo puede durar la inflamación tras la liposucción?

La inflamación tras la operación puede durar muchos meses y siempre es relativa al tipo de liposucción que se haya realizado. La convencional es la que provoca una menor inflamación, pero cuando añadimos fuentes de calor, láser o radiofrecuencia esta inflamación va a aumentar en el paciente.

Hay personas que se inflaman poco y personas que se inflaman mucho, pero en general, lo que tenemos claro, es que cada mes vas a estar mejor que el mes anterior.

Así que después de una liposucción debemos tener paciencia y tiempo, mínimo tendremos que esperar 3 meses para ver un poco el resultado. Posteriormente entre los 3 y los 6 la mejora es más sutil pero también la hay y, hasta el año, va a haber modificaciones en la calidad de la piel y en la adaptación de los tejidos.

¿Es necesario pasar la primera noche tras la intervención en el hospital?

Se puede pasar o no una noche dependiendo de la zona y de la cantidad extraída. No es lo mismo una liposucción de la cara interna de la rodilla, o del muslo de 1 hora, que te puedes ir en el día a tu casa con una faja; que una liposucción de espalda, abdomen, piernas, rodillas… que entonces sí que recomendamos dormir una noche.

Este aspecto se valora individualmente en función de la operación de liposucción a realizar y según el paciente.

Después de realizar una liposucción de abdomen, ¿es necesario realizar una abdominoplastia?

En algunos casos puede ser necesario y en otros no.

Hay perfiles en los que generalmente no es necesario, como chicos y chicas jóvenes deportistas que tienen todavía muy buena calidad de la piel y por lo cual se recuperan bien tras la cirugía. Y en cambio existen otros perfiles que sí pueden necesitarlo. Este es el caso por ejemplo de mujeres con una cierta edad, que además muchas veces han tenido hijos, y por lo cual disponen de un piel abdominal más dañada y de peor calidad.

Se ha evolucionado mucho en las técnicas de liposucción para evitar esta laxitud de la piel, pero en los casos, como los anteriormente mencionados, generalmente realizamos una liposucción y una abdominoplastia en la misma cirugía.

¿Aún te han quedado dudas por resolver? En la Clínica Castro Veiga te informamos de todo lo que necesites saber acerca de esta intervención. No dudes en ponerte en contacto con nosotras.