¿Te preocupa la apariencia de tu piel? ¿Sientes que está más flácida, con manchas y envejecida? La medicina estética puede ayudarte a devolverle su aspecto luminoso y juvenil. Si estás pensando en un tratamiento poco invasivo, que no dañe tu piel, que se pueda realizar en todo tipo de pieles y en cualquier época del año, el Peeling PRX-T33 puede ser lo que buscas.
¿Aún no has oído hablar de este revolucionario tratamiento? ¡Te dejamos toda la información!

¿Qué es el peeling PRX T33?

El peeling PRX-T33 es un tratamiento de medicina estética antienvejecimiento y biorevitalización que se aplica de manera tópica, sin agujas. Puede realizarse en cualquier época del año, puesto que no es fotosensible. Y es apto para todo tipo de pieles siempre que estén sanas y no presenten heridas e irritaciones. Aunque se llama peeling, este tratamiento no elimina capas de la dermis. A diferencia de otras técnicas no requiere de infiltraciones, pero ofrece los mismos resultados.

Se trata de un peeling con base de hidrógeno al ácido tricloroacético al que se le añade peróxido de hidrógeno al 33%. Gracias a esta nueva fórmula el efecto del ácido tricloroacético mejora haciendo que la penetración del tratamiento en la piel sea más rápida y eficaz. Así se consigue activar el proceso regenerativo de la dermis sin producirle ningún daño.

Este revolucionario tratamiento favorece la formación de fibroblastos, colágeno, elastina y factores de crecimiento; componentes estructurales naturales de la dermis.

Se trata de un tratamiento que se puede aplicar tanto en el rostro como en el resto del cuerpo. Y su protocolo de aplicación es igual para todas las zonas. El producto debe ser masajeado de manera contundente hasta que se absorba y se observe firmeza.

Beneficios de los peeling con PRX-T33

  • Combate la flacidez corporal y facial sin necesidad de cirugía
  • Actúa como biorevitalizante cutáneo mejorando la apariencia de la piel sin dañarla
  • Elimina la melasma o las estrías
  • Atenúa las cicatrices de acné u otras como las de varicela
  • Puede usarse como tratamiento base para otros tratamientos posteriores como láser, PRP (plasma rico en plaquetas), rellenos, etc.

Los resultados del PRX-T33 en la piel son evidentes: luminosidad y vitalidad al instante; mejora del tono y color más uniforme; sensación de una piel más suave y ligera y disminución de arrugas finas.

¿Qué puedes tratar?

El peeling con PRX-T33 puede ser aplicado en todas las partes del cuerpo; es decir, que hablamos de un tratamiento tanto corporal como facial. Este peeling se caracteriza por su efectividad frente a problemas estéticos como la pérdida de tonicidad de la piel de la cara, cuello, escote, manos, etc.; mejora de cicatrices, estrías o acnés e, incluso, eliminación de hiperpigmentaciones cutáneas.

Además, se puede combinar con otros tratamientos estéticos como el láser, radiofrecuencia, las infiltraciones cutáneas, uso de mini hilos o rellenos, para potenciar los resultados y mejorar la calidad de la piel.

Paciente ideal del peeling PRX-T33: ¿para quién está recomendado?

El peeling PRX-T33, al realizarse sin agujas, está recomendado para toda aquella persona que quiera tratar estrías, melasma, cicatrices, manchas, arrugas, etc. Pero que no quiera someterse a un tratamiento invasivo o que pueda parecerle más agresivo para la piel.

Es importante tener en cuenta que no se recomienda que se aplique el tratamiento en caso de tener la piel irritada o sufrir dermatitis seborreica, erupciones cutáneas o herpéticas que estén en curso. Tampoco es recomendable para mujeres embarazadas o que estén en el periodo de lactancia.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

Se trata de un tratamiento muy eficaz, con resultados visibles e inmediatos desde la primera sesión. Por lo que una única sesión podría ser suficiente para conseguir resultados. Cada sesión tiene una duración de entre 15-20 minutos. No obstante, existen diferentes tipos de piel y, también dependiendo del problema que se quiera tratar, el número de sesiones necesarias puede variar.
Los efectos suelen durar 30 días si se realiza de forma adecuada, por eso se recomienda sesiones de repetición cada 20 días aproximadamente para prolongar los resultados. Lo habitual es que se realicen entre dos y cinco sesiones, con una exfoliación previa.

Después del peeling no quedan hematomas ni rojeces, por lo que la reincorporación a la rutina habitual será inmediata por parte del paciente.

¿Puede tener efectos secundarios?

Aunque el peeling PRX-T33 es indoloro, seguro y no presenta efectos secundarios importantes, es cierto que después del tratamiento la piel puede sentirse un poco tirante, a la vez que más tersa y suave. O podemos experimentar una leve sensación de anestesia superficial al tocar la cara. Estas molestias irán desapareciendo en poco tiempo.

Si quieres mejorar el aspecto de tu piel, eliminar las manchas, marcas o combatir el envejecimiento cutáneo y la flacidez sin dañar la piel, ¡el peeling PRX-T33 es la solución! No dudes en consultarnos para pedir más información o resolver alguna duda. La Dra Castro estará encantada de explicarte todo lo que necesites saber sobre este revolucionario tratamiento de medicina estética. ¡Ponte en contacto con nosotros!