Cada año al llegar estas fechas, nuestra consulta se llena de pacientes que buscan solucionar las imperfecciones de su piel mediante un tratamiento de peeling. Y es que el otoño e invierno es la mejor época para realizar este tipo de tratamientos, ya que para conseguir un perfecto resultado se debe evitar la exposición al sol.

¿Por qué todo el mundo quiere hacerse un peeling? El peeling es una técnica de rejuvenecimiento de la piel, que consiste en aplicar una agente químico, irritante o caústico sobre la misma. Este agente acelera el proceso de exfoliación y elimina las células muertas, renovando de esta manera las capas superficiales, mejorando su apariencia. Es un método, rápido seguro, y sobre todo EFICAZ.

Los peelings se pueden realizar a diferentes profundidades (superficial, medio y profundo), dependiendo del problema que se quiera tratar. Mejorando desde finas arrugas y pigmentaciones, hasta arrugas marcadas, queratosis, cicatrices de acné, etc.

Uno de los peeling con el que más nos gusta trabajar es con los químicos profundos, debido a los excelentes resultados que ofrecen a largo plazo. Para realizarlo optamos por el componente fenol, una sustancia que ofrece excelentes resultados para tratar las capas envejecidas de la piel. ¡El más realizado por nuestras pacientes!

¿Quieres eliminar las manchas, arrugas y cicatrices? Sigue leyendo ¡Ponemos solución a tus problemas de envejecimiento facial!

¿Qué es el peeling químico profundo de fenol?

El Fenol es un componente químico, ácido, que aplicado de manera controlada sobre la piel, actúa como exfoliante produciendo una regeneración cutánea completa, eliminando las capas envejecidas e induciendo la creación de una nueva epidermis. Elimina las arrugas y cicatrices y mejora el tono y textura de la piel.

Es un tratamiento aconsejable y eficaz para la eliminación del código de barras (arruguitas en los labios) y la zona periocular (patas de gallo). Pero su uso no se restringe a la cara, también se puede aplicar en cuello, escote y manos.

Efectos del peeling con Fenol

Los efectos del peeling con fenol son espectaculares y apreciables desde el primer tratamiento. Destaca por producir un efecto tensor que perdura en el tiempo, reducir el tamaño, número y profundidad de las arrugas, aclarar las manchas propias de la piel y eliminar las lesiones de acné y cicatrices.

Tu piel más fina y tersa y con mayor luminosidad

peeling de fenol

Al actuar a nivel más profundo que otros peelings, la exfoliación y renovación celular es mayor y el efecto más rápido y notable con las primeras sesiones. Al producir un cambio en la polaridad de las proteínas y estimular el sistema inmune, provoca una importante reacción inflamatoria, totalmente segura, que posteriormente conlleva una regeneración cutánea.

Tras el tratamiento…

A los pocos días del peeling, la piel se irá descamando, permaneciendo algo sensible y enrojecida.

Dependiendo de la profundidad del tratamiento, la vida normal del paciente puede verse alterada desde dos días hasta una semana tras el peeling, en los que obligatoriamente deberá evitar la exposición al sol.

Además no puede olvidar seguir las recomendaciones de su médico  antes y después de someterse al peeling: aplicación diaria de cremas hidratantes, antioxidantes y dermoreparativas, despigmentantes o bloqueadores de la síntesis de melanina para evitar pigmentaciones, fotoprotectores solares, etc.

En definitiva, si estás pensando en realizarte un peeling ¡Es el momento! Ponte en contacto con la Dra. Castro la cual te recomendará el peeling químico profundo de fenol u otro más superficial. El que más se adapte a tus necesidades. ¡Aprovecha la oportunidad e INFÓRMATE!